Test psicológico de VMT evalúa de manera mínima

Psicólogos de UES y UTEC coinciden en que la prueba que realiza el VMT es una muestra mínima para predecir agresividad en futuros conductores.
Enlace copiado
Test psicológico de VMT evalúa de manera mínima

Test psicológico de VMT evalúa de manera mínima

Test psicológico de VMT evalúa de manera mínima

Test psicológico de VMT evalúa de manera mínima

Enlace copiado
La prueba psicológica que realiza el Viceministerio de Transporte (VMT) a los aspirantes a obtener una licencia de conducir es una muestra mínima que busca detectar a aquellas personas que serían mucho más agresivas a la hora de manejar un vehículo automotor, ya que no se aplica otro instrumento para analizar el comportamiento de los aspirante, señalan investigadores y académicos del área de psicología.

LEA ADEMÁS: VMT reporta primeros reprobados en primer día de examen psicológico 

Desde el pasado 3 de julio, el VMT comenzó la aplicación de la prueba a quienes buscan obtener una licencia por primera vez y aprobarla es requisito para poder continuar con el proceso, que sería someterse al examen de conocimientos de la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial. La prueba fue elaborada por psicólogos que laboran en el VMT y habría sido aprobada por la Junta de Vigilancia de la carrera de Psicología, según informaron las autoridades del viceministerio.

No obstante, la aplicación genera alguna incertidumbre entre los académicos. Ricardo Gutiérrez, investigador de la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), explicó que una evaluación psicológica está constituida por varios elementos o múltiples pruebas de personalidad, de orientación clínica, conductas agresivas al conducir, agresión general o pruebas que evalúan diferentes áreas de la personalidad.

LE PODRÍA INTERESAR: Conductores intolerantes podrían no pasar examen psicológico del VMT

Además de aplicarse entrevistas estructuradas que pueden durar varias sesiones. “La aplicación de una prueba, como es el caso del viceministerio, no se acerca a lo que estoy diciendo; por lo tanto, lo que podríamos decir es que el test psicológico que está administrando el VMT pretende escudriñar algunos indicadores de comportamientos agresivos en aquellos conductores o futuros conductores que tengan una predisposición exacerbada hacia la agresividad. Uno que es extremadamente agresivo”, expresó.

Comentó que ha tenido acceso a la prueba que consta de 57 preguntas. “La prueba puede identificar aquellas conductas agresivas al conducir que son como muy evidentes. Dicho de otra manera, la prueba creo yo que va a discriminar aquellos conductores que son extremadamente agresivos. No así aquellos agresores leves o moderados”, afirmó.

LEA TAMBIÉN: Este es el costo del examen psicológico para obtener licencia de conducir

Aunque hay instrumentos que miden comportamientos generales, en psicología también existen instrumentos que tienen mayor precisión y su evaluación se enfoca en un área de comportamiento en particular. Una evaluación más completa necesitaría de varias fuentes.

“Entonces, es válido que yo le aplique a una persona un examen, con un cuestionario quizá o no sé cuántos serán, y con base en eso tomar decisiones. Pero debo también estar consciente de que ahí estoy tomando una muestra más reducida”, dijo José Ángel Meléndez, docente de psicología de la Universidad de El Salvador (UES).

En este caso, la evaluación busca detectar comportamientos futuros de las personas al encontrarse en el tráfico vehicular.

“Por predicción nosotros entendemos como tomar una muestra del comportamiento actual y con esa muestra poder inferir cómo se va a comportar en el futuro”, agregó Meléndez.

Comentó que la clave es medir las características de personalidad relacionadas con la tolerancia, los niveles de control emocional y las respuestas que puedan tener.

“Tenemos una gran diversidad de procedimientos. Están los test situacionales, están los test de personalidad, los cuestionarios y su proceso de elaboración son bien rigurosos. Se ha creado toda una ciencia que se llama la psicometría y esa es la que se asegura de que los test, los procedimientos, las técnicas tengan lo que se conoce como la validez”, agregó.

Técnicas

Además de la fiabilidad, que sería la precisión de la prueba y que sea de calidad, interviene la preparación de quien la aplica. “Que la persona que la va a utilizar, la va a aplicar, esté bien entrenada y que de verdad se sujete a un libreto, a un guion de aplicación”, dijo el docente de la UES.

Para Gutiérrez, lo ideal sería que la prueba sea una evaluación psicológica elaborada por un profesional calificado, como se realiza en otros países. Sin embargo, esto implicaría un gasto mucho mayor para los aspirantes a obtener licencia, ya que una evaluación psicotécnica puede costar de $250 a $500.

“La idea de la prueba no es que sea mala, la aplicación de la prueba es una buena idea y creo que técnicamente es válido siempre y cuando las pruebas que estén utilizándose hayan sido adaptadas al contexto salvadoreño”, dijo.

Señaló que usualmente las pruebas que se aplican en el país son construidas en España, por lo que no aplican a la cultura salvadoreña. Y aunque la del VMT haya sido aprobada por la Junta de Vigilancia de Psicología, en el país no hay experiencia en adaptar pruebas psicométricas.

“La exigencia ética de un buen profesional es que todo instrumento, cualquier prueba, venga de donde venga, debe validarse siempre en el país donde se está aplicando”, sostuvo el investigador de la UTEC.

Aunque se tenga un buen instrumento, “habría que ver si está adaptado a una realidad determinada, a una población determinada”, coincide Meléndez.

Aparte de la cuestión técnica, también juega un papel importante las condiciones de la persona que se examina, ya que influye mucho el estado de ánimo, que puede afectarse al hacer largas filas, esperar bajo el sol o no haber consumido alimentos, como ocurrió en los primeros días. “Volviendo a las características del examinando, habría que ver también su capacidad lectora, su capacidad de comprensión, eso nos ayudaría mucho para lograr esa fiabilidad de los datos y del proceso”, expuso.

Por su parte, el titular del VMT, Nelson García, dijo en una entrevista en Canal 10 el 19 de julio que de las personas que se sometieron a la prueba el 12 % la reprobó. “Nosotros estamos llegando a casi 2,000 personas que se han examinado en estos días y de esas, hay una cantidad importante, casi 255 personas que no han aprobado”, afirmó García.

Agregó que la prueba no determina “conductas patológicas”, sino la actitud de las personas, para tratar de reducir la incidencia de accidentes de tránsito.

“La idea del examen psicológico es, precisamente, tratar de garantizar que las personas tengan las aptitudes psíquicas para poder conducir, cómo se van a comportar cuando estén con un timón, cómo van a reaccionar frente a situaciones determinadas en las cuales lo que buscamos es que los ciudadanos actúen con tolerancia, con paciencia, actúen dentro del marco de la ley”, dijo.

El estudio “El comportamiento agresivo al conducir asociado a factores psicosociales en los conductores salvadoreños”, presentado por la UTEC en febrero de este año, señala que los jóvenes tienden a ser más agresivos, impulsivos y arriesgados a la hora de conducir un vehículo. Mientras que las mujeres mostraron mayor incidencia de estrés general; pero los hombres presentaron mayor porcentaje de conducción arriesgada y conducción agresiva.
 

Tags:

  • examen psicológico
  • conductores violentos
  • prueva mínima'
  • UTEC
  • UES
  • VMT

Lee también

Comentarios

Newsletter