Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial Lo más leído

Testigo Noé confirma que expresidente Funes pactó con pandillas

Hoy está programado el fallo del caso Operación Cuscatlán, donde son procesados 426 pandilleros, 17 de ellos jefes históricos de la MS-13. La FGR pide condenas entre 6 y 30 años de cárcel.

Enlace copiado
Presión. La MS-13 planeó un paro al transporte en 2010 para presional al  expresidente Funes y honrara su compromiso adquirido durante la campaña, según ha confesado Noé.

Presión. La MS-13 planeó un paro al transporte en 2010 para presional al expresidente Funes y honrara su compromiso adquirido durante la campaña, según ha confesado Noé.

Enlace copiado

Una conversación telefónica entre Élmer Canales Rivera, alias "Crock" de Hollywood, recluido en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca; y pandilleros de la MS-13 del penal de Ciudad Barrios, determinó la estrategia de rebeldía contra el gobierno del expresidente Mauricio Funes, a principios de septiembre de 2010, le dijo el testigo criteriado Noé a la Fiscalía General de la República (FGR), según la acusación formal contra 426 pandilleros, 17 de ellos considerados como jefes históricos de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Noé aclaró que la medida de rebeldía incluía 15 días, sin embargo, cuatro días después de instaurada, agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía Nacional Civil (PNC) intervinieron el penal de Zacatecoluca. Ante esto, los cabecillas de la MS-13 anunciaron a través de otra llamada que habían acordado con pandilleros de las dos fracciones del Barrio 18 instalar un paro nacional del transporte de pasajeros.

"El paro al transporte se dio a la falta de cumplimiento por parte del gobierno, en acuerdos tomados previamente entre la Mara Salvatrucha y pandilla 18 Sureños y Revolucionarios con el Gobierno del FMLN, para que Mauricio Funes llegara al poder", se lee en el documento que Fiscalía presentó al tribunal para probar los delitos cometidos por los pandilleros procesados en el caso conocido como Operación Cuscatlán.

Según Noé, Dany Balmore Romero, alias "Dig Boy", hizo un comunicado en nombre de las tres pandillas para aclarar el por qué del paro de transporte a nivel nacional. En el documento, sin embargo, solo aclararon que querían que Funes vetara la Ley de Proscripción de Maras y Pandillas.

"Queremos aclarar que dicha medida fue ejecutada con el único objetivo de ser escuchados (...) Hace un par de meses el presidente (Mauricio) Funes llamó a una ronda de consulta de todos los sectores para tratar el tema de la violencia y no fuimos invitados", se leía en el documento adjudicado al Barrio 18 y MS-13 a principios de septiembre de 2010.

"Esta ruptura de comunicación del gobierno y las pandillas permaneció hasta el mes de enero del 2012, en donde se trató de llegar a un acuerdo entre los jefes fundadores con la población general de toda la pandilla, y posteriormente se generó la tregua ", agregó Noé.

Cuando ya habían acuerdos con el gobierno del expresidente Funes y los pandilleros habían votado desde sus celdas para darle una "segunda oportunidad" al gobierno en turno, de acuerdo con el documento que relata el testimonio de Noé, los pandilleros plantearos sus peticiones para sellar el acuerdo: 10 % menos de condena para sus delitos, más tiempo de sol en las cárceles, una tienda institucional, ser cambiados a penales con menor seguridad y otros beneficios.

Noé, antes de que se firmara la tregua entre pandillas, era uno de los jefes que transmitían las órdenes de la MS-13 en el interior del penal de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel.

Ahora, es un expandillero que hizo un trato con la Fiscalía para obtener beneficios judiciales a cambio de traicionar a sus compañeros.

Para 2016, de acuerdo con el testigo criteriado, la MS-13, además, preparó grupos "élites de choque" contra el sistema de Seguridad como respuesta a las medidas extraordinarias instauradas por el gobierno del expresidente Salvador Sánchez Cerén.

La estructura criminal compró fusiles en México para equipar a "500 elementos de MS, dos de cada una de las 248 clicas a nivel nacional" desde el 4 de abril de 2016 a través del "Proyecto Mara", financiado con el dinero recolectado de las extorsiones.

La MS-13 entendió que podía recolectar más de $1 millón mensuales, explicó el expandillero.

Ya en la segunda fase, pretendían recolectar $1,870,000, pero recolectaron entre $460,000 a $510,000 entre mayo y junio 2016, concluye Noé.

Las declaraciones del testigo son la columna vertebral en la cual la FGR ha centrado la acusación contra los pandilleros.

El juez Especializado de Sentencia A de San Salvador programó para hoy el fallo.

MS-13: Internacional

La Fiscalía, además, resaltó en la acusación que los ingresos contables de las pandillas corresponden a más de $1.3 millones utilizados para el pago de abogados, reparación de vehículos y otros gastos de la estructura. Además, estableció que los miembros históricos de la MS-13 tienen influencia en las pandillas en diferentes países de América, como Brasil y Estados Unidos . Y en Europa, tienen relaciones con sus compañeros de Italia y España.

"En cuanto a la estructura, cada país tiene un jefe jerárquico designado por miembros de la ranfla salvadoreña, por lo que siempre deben de realizar consultas antes de llevar a cabo cualquier acción con los miembros de la ranfla de acá. Las decisiones siempre son tomadas por los ranfleros salvadoreños", relató Noé, según se lee en el dictamen de acusación.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines