Lo más visto

Testigo mintió contra los hermanos Martínez Flores incriminados en triple homicidio

Esa fue la conclusión del juez en un caso donde los hermanos eran acusados de haber asesinados a tres familiares en Tacuba.

Enlace copiado
Absueltos. Ambos pasaron presos 19 meses en el penal de Apanteos, Santa Ana,  por un triple homicidio que según el juzgador no cometieron o el testigo no pudo convencerlo con su versión.

Absueltos. Ambos pasaron presos 19 meses en el penal de Apanteos, Santa Ana, por un triple homicidio que según el juzgador no cometieron o el testigo no pudo convencerlo con su versión.

Enlace copiado

Eran las 10:33 de la mañana del 31 de enero de este año, cuando los hermanos Marvin y Ronald, de apellidos Martínez Flores, ingresaron a la sala de audiencias del Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, donde se leería la resolución de la vista pública en la que fueron acusados del delito de homicidio agravado.

Vestido con ropas blancas, propias de los reos que se encuentran en algún penal del país, ingresaron a la sala por la única puerta de acceso que tienen los reos y los asistentes a los juicios del centro judicial de Ahuachapán.

Por unos breves segundos, ambos imputados permanecieron de pie hasta que el juez interrumpió el inicio de la lectura del fallo para indicarles que podían tomar asiento. Ellos obedecieron al juzgador y con la mirada sobre una mesa, comenzaron a escuchar cada palabra que resonaba a través de un parlante que con poco volúmen.

"Se darán a conocer algunos fundamentos sintéticos que inspiran este fallo", comenzó la lectura el Juez como preámbulo a una resolución que tardaría 19 minutos en ser leída.

Con voz parsimoniosa, que solamente era interrumpida para tomar un breve sorbo de agua, el juzgador leía el relato de cómo, según un testigo protegido de la Fiscalía con clave "Espino" y que tiene vínculos parentales con los dos imputados, sucedió el triple crimen la noche del 1 de ab ril en el cantón Monte Hermoso Abajo del municipio de Tacuba y donde murieron Juan Rodríguez Borja, de 72 años, Rosa Elvira Martínez de Borja, de 65, y su hijo Enrique Alexander Borja Martínez, de 27 años, tíos y primo de los procesados.

Mientras tanto, los dos imputados escuchaban lo mismo que había dicho el supuesto testigo con anterioridad durante los tres días que duró el juicio.

Según "Espino", la noche de triple homicidio, observó desde una distancia de 20 metros, cómo un grupo de sujetos causaba la muerte de los dos ancianos y su hijo, para luego huir de la escena. Es más, señaló que Ronald era uno de los delincuentes que portaba una escopeta calibre 12 milímetros.

Inconsistente

Para el Juez de Sentencia, el relato del protegido por la Fiscalía tenía una serie de inconsistencias , además que no aportaba las pruebas de peso que fundamentaran las investigaciones hechas por la Policía, bajo las órdenes de la Fiscalía.

El juez llegó a considerar de "tendencioso y dudoso" lo manifestado por el testigo y hasta señaló que parecía que se "ubicó por arte de magia" en la escena donde murieron los Rodríguez Borja.

"A la luz de la lógica y experiencia común (las declaraciones del testigo) parecen ser inverosímiles, ya que el testigo no describió las acciones que realizaron los sujetos a quienes se refirió, por lo que no dio explicaciones de lo dicho, lo cual constituye el verdadero valor probatorio de cualquier testimonio y expresó simplistamente que los sujetos dispararon y luego se fueron corriendo por una vereda que había hacia abajo", dijo un juzgador en una parte del fallo.

"El testigo Espino no se encontraba en el lugar donde se les dio muerte a las tres personas, al parecer se encontraba en otro lugar distante a varias cuadras y en compañía de otras personas teniendo además vínculos parentales tanto con los acusados y las víctimas", prosiguió el juez.

Luego de 16 minutos de lectura el juez de sentencia hizo una pausa de 10 segundos y prosiguió. "Se concluye que el relato del testigo Espino no resulta ser suficiente para destruir la presunción de inocencia. En nombre de la República de El Salvador, fallo declárase no responsable penalmente a Marvin Ernesto Martínez Flores y Ronald Alexander Martínez Flores del homicidio agravado, por lo que deben ponerse en inmediata libertad, con eso concluye la audiencia", finalizó el juzgador.

Ambos hermanos bajaron la cabeza y lloraron de alegría. Llevaron sus manos al rostro y limpiaron sus lágrimas, para luego fundirse en un abrazo y después brindar el mismo gesto a su abogado defensor.

Tags:

  • Ahuachapán testigo
  • mintió
  • hermanos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines