Lo más visto

Testigo narra incursión del ejército salvadoreño en masacre El Mozote

Se reconstruyó el testimonio de Dorila Márquez y la próxima semana se visitarán lugares citados por personas que presenciaron la masacre.
Enlace copiado

Se efectúa la reconstrucción de la Masacre del Mozote - 00:01:37

Enlace copiado

Óscar Antonio Romero Martínez fue uno de los testigos que participaron en la reconstrucción de una de las tantas declaraciones que sirven como base del proceso judicial que se sigue en contra de 18 militares acusados de haber participado en la masacre de El Mozote y lugares aledaños, ocurrida entre el 11 y el 13 de diciembre de 1981.

Ayer por la mañana, Romero Martínez, de 54 años, guio al juez de Meanguera, Antonio Prudencio, y al resto de partes procesales, que incluían a la representación fiscal, los investigadores y abogados querellantes y defensores, hacia los lugares que recorrió hace más de 36 años, cuando siendo un adolescentes condujo a un grupo de entre 20 y 30 soldados del Batallón Atlacatl hacia el caserío El Mozote.

En el recorrido de verificación visitaron varios puntos de los municipios de Arambala y Meanguera, entre estos el caserío El Cumaro, del cantón Tierra Colorada, y el cerro El Pinalito, donde Martínez pernoctó en compañía de un grupo de soldados que lo sacaron de su casa para que les enseñara el camino y posteriormente los trasladara hacia los caseríos El Guacamayo y El Mozote.

“Cuando veníamos para El Mozote, se veía un humo negro, y yo vi donde habían asesinado a unas personas, pero no vi cuando las asesinaron, sino que me llevaron para que fuera a enseñarles el lugar, porque yo sí conocía el caserío El Mozote. Cuando llegamos, ya habían asesinado a las personas”, narró el testigo.

El fiscal del caso explicó que las reconstrucciones se realizan luego de que el juez Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera delegó las diligencias al juez de Meanguera para visitar cada uno de los sitios que fueron señalados por los testigos a fin de levantar actas, tomar fotografías y otros datos importantes que serán anexados a los elementos probatorios de tipo testimonial, documental y pericial que se aportan durante la fase de instrucción.

Agregó que a pesar de que han transcurrido casi 37 años, aún es posible llegar a los lugares que son citados por los testigos y encontrar indicios de que sus versiones son verdaderas y concuerdan entre sí.

Lee también

Comentarios