Lo más visto

Más de El Salvador

Testigos dicen que alcaldía organizó fiestas a beneficio de pandilleros

El CAM de Apopa, según la declaración del testigo criteriado, entregó armas de fuego a las pandillas, y la pandilla les borró el número de serie a las armas.
Enlace copiado
Testigos dicen que alcaldía organizó fiestas a beneficio de pandilleros

Testigos dicen que alcaldía organizó fiestas a beneficio de pandilleros

Enlace copiado

Dos pandilleros, que son los principales testigos de la Fiscalía General de la República (FGR), declararon ayer contra Elías Hernández, exalcalde de Apopa, acusado de usar fondos públicos para dar beneficios a dicha pandilla. Los testigos identificados con las claves Ninja y Triple X dieron su versión sobre negociaciones entre Hernández y el Barrio 18.

Ninja aseguró al Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador que trabajó años para la Alcaldía de Apopa, al tiempo que era miembro activo del Barrio 18. En ese tiempo, según dijo, pudo detectar que Hernández hizo al menos tres fiestas para recolectar dinero a beneficio de la pandilla Barrio 18. También aseguró que en esas fiestas no hubo elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), porque la estructura hizo un acuerdo con el exalcalde.

“Los bailes se hacían en varios sectores de Apopa para recolectar dinero a beneficio de la pandilla... No había PNC porque se hacía un acuerdo con el alcalde. Los que cuidaban eran elementos del CAM y la misma pandilla daba seguridad", aseguró Ninja.

Según Ninja, dos empleados del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de Apopa, a quienes identificó como Óscar y Omar, también beneficiaron a la pandilla por orden del entonces alcalde.

La versión del testigo señala que el Barrio 18 entregaba dinero para que los empleados del CAM compraran diferentes armas de fuego. Ninja dijo que él se encargaba de eliminar el número de serie del arma para evitar que la PNC las incautara e identificara al proveedor: “Yo me encargaba de borrarle el número de serie con una pulidora. No queríamos que la policía viera el número del código”.

Otro de los imputados es Julio Rubio. Él, según el testigo, se encargaba de “agilizar” la entrega de los cheques para la pandilla. Él metía presión adentro para que nos dieran rápido los cheques. Yo los fui a recoger en dos ocasiones”, aseguró Ninja.

Uno de los imputados que guarda prisión en el penal de Izalco lo cuestionó: “Testigo, a preguntas de FGR, usted dijo que trabajó cinco año en la alcaldía. ¿Eso es cierto?” Entonces Ninja respondió que no. La Fiscalía dijo que esta contradicción obedece a que el testigo se puso nervioso cuando declaró.

Triple X, el otro testigo de la FGR que declaró ayer, aseguró que el ex jefe municipal le daba víveres a los pandilleros que trabajaban en la alcaldía.

Hoy, a las 8 de la mañana, el Juzgado Especializado de Sentencia A continúa el juicio contra Hernández y 60 imputados más acusados de homicidio agravado y organizaciones terroristas.

Lee también

Comentarios