Lo más visto

Más de El Salvador

Testigos narran robo y homicidios en juicio de Operación Jaque

La Fiscalía asegura que pandilleros de la MS-13 y colaboradores también traficaron droga y lavaron dinero.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Erika Chávez Avanza.  El Juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador continuará hoy escuchando a una quincena de testigos para probar que pandilleros y colaboradores de la MS-13 lavaron dinero producto de la extorsión y la venta de droga entre 2012 y 2016.

Foto de LA PRENSA/Erika Chávez Avanza. El Juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador continuará hoy escuchando a una quincena de testigos para probar que pandilleros y colaboradores de la MS-13 lavaron dinero producto de la extorsión y la venta de droga entre 2012 y 2016.

Enlace copiado

Siete testigos, entre agentes policiales y víctimas, presentados por la Fiscalía General de la República (FGR) relataron ayer ante el Juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador el nexo entre algunos de los 91 acusados del caso denominado Operación Jaque, un asalto a una financiera y tres homicidios ocurridos entre 2013 y 2016.


Uno de los testigos relató cómo fue desarmado y golpeado hasta el desmayo por tres de los procesados cuando trabajaba como vigilante de una financiera en Sonsonate. El asalto ocurrió en noviembre de 2013, cuando la agencia sufrió el robo de $7,500.

 “El compromiso es comenzar mañana (hoy) con los testigos de lavado de dinero”. 
 Fiscal encargado del caso

El vigilante dijo que dos de los acusados se hicieron pasar como clientes de la financiera para entrar al establecimiento. Luego de forcejear con uno de ellos, el otro le arrebató el arma de fuego y un tercero llegó para golpearlo en la cabeza.

Minutos antes, la apoderada legal de la agencia financiera contó que dentro del establecimiento solo estaba el vigilante y una cajera, quien fue despedida después del atraco por “pérdida de confianza”.


Más tarde, una mujer que se identificó como comerciante del municipio de San Antonio del Monte, también en el departamento de Sonsonate, narró en el juzgado que el 28 de diciembre de 2012 caminaba en una colonia de ese municipio junto con su hija y su compañero de vida. Ese día, escuchó unos disparos y huyó hacia un pasaje sin salida, por lo que al regresar encontró a su hija tirada en el piso, muerta; y a su pareja herido de gravedad. 

El hombre murió antes de recibir atención médica en el Hospital Dr. Jorge Mazzini Villacorta de Sonsonate.

Otra mujer también narró que fue la última que vio con vida a una joven identificada como Lorena, una adolescente que desapareció en junio de 2012 en Zaragoza, La Libertad; y fue encontrada muerta tres días después en el municipio de Ahuachapán.

La Fiscalía dijo que con el testimonio de las víctimas intentó probar la vinculación de algunos acusados en el juicio, entre ellos Leonel Alexánder Leonardo González, alias “Necio”, uno de los pandilleros señalado por estar detrás de los negocios de la Mara Salvatrucha (MS-13) para lavar dinero producto de la extorsión.

Uno de los fiscales del caso explicó ayer que, además de esos homicidios y el robo a la financiera, la clica San Cocos Locos Salvatruchos de la MS-13 en Sonsonate también comercializó con cocaína en el occidente del país.

El Juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador continuará hoy escuchando a otros testigos de la parte acusadora relacionados con actividades de narcotráfico y el blanqueo de dinero.

Entre los acusados están pandilleros, colaboradores y supuestos testaferros que se prestaron para lavar el dinero ilícito.

Lee también

Comentarios