Loading...

The Economist: muertes covid en El Salvador serían 16,000

Nicaragua, Venezuela y El Salvador están entre los países de América Latina con el mayor subregistro de fallecidos por coronavirus, según la más reciente medición de la revista The Economist.

Enlace copiado
Dudas. En repetidas ocasiones, los especialistas han puesto en tela de juicio la confiabilidad de las estadísticas oficiales sobre el covid-19.

Dudas. En repetidas ocasiones, los especialistas han puesto en tela de juicio la confiabilidad de las estadísticas oficiales sobre el covid-19.

Enlace copiado

Hasta el 3 de septiembre, el Ministerio de Salud (MINSAL) reportó 2,944 fallecidos por covid-19 en El Salvador, pero una nueva medición de The Economist apunta a que la cifra real podría rondar los 16,000.

La revista actualizó el viernes sus estimaciones del subregistro de muertes para tratar de dimensionar el impacto del covid-19. A través de un modelo de aprendizaje automático, The Economist tiene la capacidad de calcular el exceso de mortalidad en cada país del mundo y para cada día de la pandemia.

Para calcular el exceso de mortalidad primero se establece el nivel esperado de fallecimientos, es decir el promedio diario, semanal o mensual de muertes en los últimos cinco años. Si los decesos reportados oficialmente superan este nivel esperado, se está ante un exceso de mortalidad.

Dicho de otra forma y en el contexto del covid-19, el exceso de muertes son aquellos decesos que no habrían ocurrido si el mundo no habría enfrentado una pandemia. Por lo tanto, ese exceso se puede atribuir al coronavirus y no se habría reportado como tal por un mal registro - deliberado o no - de la defunción, o porque el paciente no tuvo acceso a una prueba de laboratorio que confirmara su contagio con el coronavirus.

También están las muertes indirectas y se refieren a los pacientes que debido a la saturación que el covid-19 ocasionó en los hospitales, o el mismo temor a contagiarse, no recibieron atención oportuna.

La cifra oficial de defunciones por covid-19 en el mundo asciende a 4.6 millones, señaló The Economist, pero estima que existe "un 95 % de probabilidad de que los valores reales oscilen entre 9.3 y 18.1 millones de muertes adicionales". En promedio, las muertes globales por el coronavirus ascenderían a 15.2 millones, indicó la revista.

Para El Salvador calcula que el exceso de muertes se ubicaría entre 8,600 y 24,000, con un promedio de 16,000. Esto representa un subregistro del 400 % en comparación con los 2,944 decesos que el MINSAL admitió hasta el viernes.

Además, el país es una de las cinco naciones latinoamericanas con el subregistro de muertes más alto. A El Salvador lo acompaña Nicaragua, con un subregistro de 10,000 %, Venezuela con 1,100 % y Guatemala con 400 %. Honduras reporta 300 % y República Dominicana 200 %.

"Las tasas de exceso no son de las más escandalosas de América Latina ni las más excelentes, pero (El Salvador) es de los cinco países con más subregistro", destacó el epidemiólogo Wilfrido Clará. "Esto significa que la baja mortalidad es una ilusión", agregó.

El experto vio una relación entre el compromiso con la transparencia del "top 5" y sus elevados niveles de subregistro. Además, señaló que las naciones latinoamericanas con cifras más confiables tienen una cobertura de testeo más amplia que El Salvador, por ejemplo, lo cual reduce las posibilidades de que los contagios y muertes por covid-19 se escapen de sus estadísticas.

Clará destacó cómo Costa Rica y Panamá tienen los subregistros más bajos en Centroamérica, con - 3 % y 10 %, al tiempo que su testeo es más intenso. El Salvador, en cambio, lleva más de un año realizando unas 2,500 pruebas de covid-19 al día, sin importar la evolución de los contagios y a pesar de que los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que los países deben hacer más pruebas cuando el porcentaje de las mismas que da positivo supere el 5 %.

El epidemiólogo Alfonso Rosales consideró que el hecho de que El Salvador aparezca junto con Venezuela y Nicaragua en la lista de los mayores subregistros "apoya la urgente necesidad que el Gobierno salvadoreño comience a informar a la ciudadanía del país con datos e información que reflejen la realidad de la pandemia en El Salvador. El daño a la salud pública y a la economía que este tipo de conductas gubernamentales produce es serio y profundo".

Rosales recordó que en repetidas ocasiones el gremio médico "ha expresado su firme criterio técnico en dudar profundamente de los datos epidemiológicos producidos por el ministerio de Salud y Gobierno".

La discrepancia se ha dado incluso entre cifras oficiales. En agosto pasado, un informe del MINSAL indicó que en el primer semestre del año fallecieron 1,773 pacientes en el Hospital El Salvador (HES), donde se atienden solo casos de covid-19. Esta cifra supera en 729 a las 1,044 que el ministerio anunció en su portal covid19.gob.sv durante el mismo periodo.

El 4 de enero, el ministro Francisco Alabí reconoció ante una comisión especial de la anterior Asamblea Legislativa que no todas los decesos del HES se atribuyen al covid-19, a pesar de que, como él mismo lo afirmó en ese momento, "todo paciente referido al Hospital El Salvador (...) tiene diagnóstico de covid".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines