Todo listo para firmar pacto nacional por la reactivación del café

Óscar Ortiz dijo que será uno de los acuerdos más importantes para el país. Según ARENA, el documento se firmará el 3 de abril.
Enlace copiado
Todo listo para firmar pacto nacional por la reactivación del café

Todo listo para firmar pacto nacional por la reactivación del café

Enlace copiado
El gobierno de Salvador Sánchez Cerén, junto al partido ARENA, y productores de café, ya tienen listo el documento para firmar un acuerdo nacional para rescatar el parque cafetero y saldar la deuda acumulada de más de $200 millones que tiene el sector.

“El acuerdo que se ha construido hasta ahora posiblemente sea uno de los más importantes para el país en los últimos años y para los próximos años”, sostuvo el vicepresidente de la república, Óscar Ortiz.

El funcionario aseguró que este acuerdo es de beneficio nacional, no solo porque incluye a los sectores público y privado, sino también porque traerá beneficios medioambientales y sociales. “Tiene una gran importancia para detener la migración, para mejorar los ingresos y aporta a la economía nacional, en las exportaciones y en la ampliación de la demanda nacional”, considera Ortiz.

El vicepresidente planteó que recuperar la caficultura salvadoreña es recuperar oportunidades en la zona rural, y recordó que el Gobierno adquirió el compromiso en el Pacto de Apaneca.

Ortiz; el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez; y el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, fueron mandatados por el presidente de la república para negociar el nuevo acuerdo por el café.

“Esto nos demuestra que, al igual que en seguridad, el país puede arribar a acuerdos importantes”, mantuvo el funcionario, quien destacó el respaldo de las demás fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa.

Según el diputado de ARENA Ernesto Muyshondt, el acuerdo se le entregó al mandatario salvadoreño, y se previó que lo firmarían este lunes 3 de abril.

“Esperaríamos que se traduzca en los próximos días en un acuerdo nacional para el rescate y la reactivación de la caficultura y que se convierta por primera vez en una política de Estado. Hay una fecha tentativa que hemos acordado, de acuerdo con la disponibilidad y la agenda de todos los que hemos trabajado en este tema, que es para firmarlo el 3 de abril, la semana antes de la vacación de Semana Santa, y estaría sujeta a la disposición del presidente de la república el que podamos firmar este acuerdo”, dijo durante la entrevista de Canal 12.

Según el documento firmado, para lograr la reactivación de la caficultura es necesario buscar soluciones a la reestructuración de la deuda, y para ello, asumen el compromiso de fortalecer el Fideicomiso del Café por un monto de $300 millones, de los cuales, $150 millones serían utilizados para la compra de la deuda de los productores de café, y el resto para renovar el parque cafetero en cinco u ocho años.

El empresario Mario Acosta, quien también estuvo en la entrevista de Canal 12, explicó que los $150 millones para la reactivación no se requieren de una sola vez porque serían invertidos según el plazo en que se desarrolle el proyecto. Para inyectar los $300 millones de dinero al fideicomiso se tendría que gestionar préstamos con la banca local, organismos financieros internacionales o donaciones.

Sobre financiar la deuda adquirida por los productores de café, el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, dijo que habría que analizar los casos porque “no se puede ser irresponsable regalando dinero con deudores que no pueden justificar”.

Muyshondt respondió que no se les estaría regalando nada, ya que serían los mismos cafetaleros que pagarían esos préstamos, y solo aplicaría a los productores que estén en el negocio y que se comprometan a conservar los cafetales.

El acuerdo también indica que, partiendo del envejecimiento del parque cafetero y de la existencia de variedades susceptibles a la roya que inciden en la baja productividad, es necesario el compromiso de la renovación de al menos 100 mil manzanas , con variedades y en resiliencia al cambio climático.

Además, se busca apostar por la investigación, innovación, desarrollo y asistencia tecnológica con una institución, rectora por el Estado y con participación privada.

Lee también

Comentarios

Newsletter