El Salvador  / departamentos Le puede interesar

"Todos los días salgo a la calle a buscar a mi hijo"

Este es el segundo Día de la Madre que Rosa Orellana pasa sin su hijo, quien desapareció el año pasado.

Enlace copiado
Memoria. Rosa Orellana no pierde la fe en que su hijo regresará sano a casa muy pronto, a pesar del tiempo.

Memoria. Rosa Orellana no pierde la fe en que su hijo regresará sano a casa muy pronto, a pesar del tiempo.

Enlace copiado

Con la ilusión de encontrarlo perdido o desorientado, Rosa Orellana, de 51 años, sale a diario a recorrer las calles de Ahuachapán en busca de su hijo, Michael Ismael Orantes Orellana, de 19 años, quien desapareció sin dejar rastro, el 19 de abril del 2020.

A más de un año de su ausencia, Rosa recuerda que ese día, Michael, el último de sus tres hijos, salió a comprar una tarjeta para recargar su teléfono celular a una colonia cercana, y nunca más volvió a su hogar. Desde entonces, Rosa asegura que comenzó su calvario al no saber nada de él. "Es como si la tierra se lo hubiera tragado, porque nadie me dio ‘residencia’ (información) de él", expresó.

"Donde quiera que voy lo busco, y todos los meses, desde que él desapareció publico en las páginas de desaparecidos en las redes sociales. No hay ningún mes que no lo haga, con la fe en Dios que un día él va a regresar, o yo voy a saber dónde está, porque esa es la esperanza de una madre. Esto es muy duro, muy doloroso, no poder saber nada, si está vivo o no", narró entre lágrimas.

Rosa contó que Michael fue diagnosticado con lagunas mentales o amnesia lacunar, un padecimiento que contribuye a la pérdida de la memoria, ya que de pequeño padecía una enfermedad que lo hacía convulsionar, por lo que teme que haya perdido por completo la memoria y no sepa cómo regresar a sy casa, con su familia.

Recuerdos. Rosa guarda con mucho amor fotografías de la infancia de su hijo Michael Orellana.

"Mi deseo es saber de él, si está bien. No pierdo la fe de recibir una llamada o un mensaje que me diga: ‘Mire, madre, yo estoy en tal parte’. He llegado a pensar que él tomó la decisión de irse para otro país y no me quiso decir, una de madre mantiene esa esperanza de que está bien, aunque se debe de estar preparado para todo. Dios es e que tiene la última palabra", indicó.

Rosa aseguró que el protocolo de búsqueda de su hijo por parte de las autoridades ha sido complicado desde el inicio, ya que la desaparición fue en el tiempo de la cuarentena, debido a la pandemia por covid-19; aseguró que con la ayuda de vecinos lo buscaron en los centros de contención, bartolinas y hospitales, sin éxito.

"Pido a las autoridades que nos pudieran apoyar un poquito más a todas las madres que tenemos hijos desaparecidos, porque somos muchas madres que lloramos a tantos jóvenes que desaparecen, que nos apoyen más en las búsquedas", solicitó la mujer.

Rosa, quien es madre soltera y una mujer de fe, dijo que, a pesar de todas las adversidades que enfrenta en su vida, Dios no la abandona, porque cualquier otra persona en su lugar se habría derrumbado. "Es una angustia, una desesperación que siento por mi hijo, pero tengo fe", aseveró.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines