Lo más visto

Más de El Salvador

Tour al Lejano Este Solidaridad en bicicleta

La ayuda solidaria de los amigos de KmCero503 logró recolectar mucha ayuda en víveres para los habitantes de “la Casita de Botellas”.
Enlace copiado
Enlace copiado

El 1.º de mayo se celebraron varios acontecimientos muy especiales: el Día del Trabajo, el inicio del mes de las madres y, en un remoto cantón de San Miguel, el cumpleaños de María Bersabé Ponce. Ese día cumplió 87 años de edad.

Ella es la constructora y arquitecta de la Casita de Botellas, un pequeño hogar hecho con botellas de gaseosa que está ubicado a la orilla de la carretera del Litoral, en el cantón El Borbollón, El Tránsito, San Miguel.

Su historia se remonta a los terremotos de 2001, cuando su casa fue destruida. Luego, con el pasar de los días, ella asegura que tuvo una revelación de Dios que le dijo que construyera su casa con botellas. “La casita la vi en un sueño. Era la noche de un sábado. La gente pensaba que estaba loca; en mi sueño la vi bien real. En el sueño vi las paredes y el piso. El suelo era de madera y tenía unas estrellas de esas grandes, eran como estrellas de mar... Yo digo que el Señor me lo puso en mi cabeza”, asegura Bersabé.

Desde que vimos la necesidad de Bersabé y su familia, hicimos un llamado a la solidaridad a los amigos de KmCero503, y junto a los feligreses de la parroquia San Juan de la Cruz logramos recolectar una gran cantidad de víveres que fueron entregados a ella y algunos vecinos de su comunidad. “Sí que hay gente buena. Que Dios los bendiga”, con estas palabras agradeció doña Bersabé la ayuda y la solidaridad.

Lee también

Comentarios