Lo más visto

Más de El Salvador

Se habilita un carril en la carretera hacia Acajutla, donde protestan trabajadores del proyecto urbanístico suspendido por daños a Tacuscalco

Los trabajadores contratados para el proyecto exigen que se den los permisos para que continúe la construcción de la urbanización Las Victorias, la cual ha sido suspendida temporalmente por daños al sitio arqueológico Tacuscalco en Nahulingo.

Enlace copiado

- 00:01:01

Enlace copiado

Personas contratadas para la construcción de un proyecto urbanístico en Nahulingo cerraron desde las 6:00 de la mañana de este miércoles el paso en el kilómetro 65 de la carretera que de Sonsonate conduce hacia Acajutla, en el departamento de Sonsonate.

Cerca de las 10:00 de la mañana se habilitó uno de los carriles de la carretera. Esto ocurrió cuando se instaló una mesa de diálogo entre los trabajadores y representantes de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH).

Personas contratadas para el proyecto de construcción de la urbanización Las Victorias (Acrópoli Sonsonate) bloquearon totalmente el paso en el kilómetro 65 de la carretera de Sonsonate a Acajutla. Foto LPG/Marcos Salguero

El proyecto para el que fueron contratadas las personas que hoy bloquearon la carretera se encuentra suspendido temporalmente por orden del Juzgado ambiental de Santa Ana "por daños al patrimonio arqueológico de parte de la constructora Inversiones e Inmobiliaria Fénix S.A de C.V., la cual desarrolla el proyecto 'Urbanización Las Victorias' (Acrópoli Sonsonate) en un área adyacente al centro cívico-ceremonial del sitio arqueológico Tacuscalco", informó la Secretaría de Cultura (Secultura).

La protesta y bloqueo de la calle organizado hoy es para exigir al Gobierno que permita continuar con el proyecto urbanístico.

Según Secultura, la denuncia por daños al patrimonio arqueológico se recibió a finales de agosto del 2017. A raíz de esto, se inspeccionó el terreno y se constató que se destruyó material cultural prehispánico, entre estos fragmentos de cerámica, obsidiana y lítica. Estos estratos salieron a la superficie por las obras de terracería de la empresa constructora, "la cual no contaba con los permisos establecidos en la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador", explicó la institución gubernamental.

Además, se descubrió que se construyó una salida de aguas negras que serían vertidas directamente al río Ceniza.

"Ante la falta de permisos de Secultura y la evidente destrucción del patrimonio arqueológico, se puso paro de obra al proyecto y se ordenó un estudio arqueológico, el cual fue realizado entre el 13 de septiembre y el 12 de octubre de 2017  por dos arqueólogos independientes,  bajo la supervisión del  Departamento de Arqueología, en el cual se determinó que los limites culturales de Tacuscalco se extienden en los inmuebles intervenidos por la constructora, Fénix S.A. de C.V", expuso Secultura.

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) se pronunció hoy diciendo que se encuentra a la espera de que "la empresa Fénix S.A de C.V, titular del proyecto urbanístico Las Victorias, presente el formulario ambiental del proyecto que indique las modificaciones del mismo".

Según documentos oficiales, el sitio arqueológico Tacuscalco Los Cerritos fue declarado como un Bien Cultural en 1997 y es uno de los más importantes de El Salvador y "evidencia ocupación continua a través de más de dos mil años, desde 1500 a. C. hasta 1524 d. C. "En Tacuscalco se llevó a cabo la segunda batalla que los conquistadores españoles, junto a indígenas aliados, libraron contra los habitantes del lugar en 1524", dijo Secultura.

Tacuscalco tiene medidas de protección que prohíben las construcciones, " incluyendo lotificaciones, parcelaciones, urbanizaciones, caminos, calles, antenas de transmisión, hoyos o pozos, arado con maquinaria pesada y cualquier otra intervención de suelos que no haya sido aprobada y supervisada por la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura".

Tags:

Lee también

Comentarios