Lo más visto

Más de El Salvador

Trabajos en cárcava se terminarán el domingo

La lluvia afectó el avance de los trabajos de reparación de drenajes colapsados en la calle San Antonio Abad.
Enlace copiado
Espera. Las labores en la calle San Antonio Abad se han detenido hasta que el 
concreto adquiera resistencia para poder colocar la capa de asfalto.

Espera. Las labores en la calle San Antonio Abad se han detenido hasta que el concreto adquiera resistencia para poder colocar la capa de asfalto.

Enlace copiado
Hasta el próximo domingo, las autoridades del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) esperan culminar los trabajos de reparación del hundimiento en la calle San Antonio Abad a raíz del colapso del sistema de drenajes ocurrido el 28 de julio, luego de algunos retrasos con respecto a los planes originales debido a la incidencia de las lluvias.

El director de la institución, Felipe Rivas, expresó que lo que resta es colocar la carpeta asfáltica, toda vez que el lodocreto del relleno y la losa de concreto de una de las cajas hidráulicas hayan obtenido la resistencia adecuada; es decir, que estén en condiciones para soportar el tráfico que pasará sobre la calle.

“El día jueves vamos a tener el 100 % de resistencia de esta caja, pero el lodocreto, como se coloca posterior, ese ya empieza a alcanzar resistencia el sábado. Por eso es que ya el domingo vamos a poner asfalto”, dijo la administradora del proyecto, Évelyn Bonilla.

El hundimiento tenía 4.5 metros de profundidad, pero se amplió por el área de trabajo.

“El trabajo ha llegado a generar que, en el proceso prácticamente de desalojo de todo el material inestable, llegáramos a seis metros de profundidad en toda esta zona, lo cual es bastante completo, todo el manejo que se tuvo que hacer tanto de limpieza como de ese desalojo”, expresó Rivas.

En este punto se dañaron sistemas de aguas lluvias y de aguas negras, por lo que fue necesario desalojar material que estaba contaminado por estas últimas. “Por suerte, no tuvimos problemas de agua potable en la zona, pero entonces, a la hora del desalojo, había contaminación”, agregó.

Fueron sustituidos los pozos de ladrillos por dos cajas hidráulicas de concreto reforzado y fueron instaladas tuberías de aguas lluvias, una de 18 y otra de 60 pulgadas.

La inversión fue de $24,201 y permanecieron en el lugar unos 20 trabajadores. No obstante, las labores se vieron complicadas por efecto de las lluvias, ya que inicialmente se dijo que tardarían tres semanas en reparar la cárcava y luego se dijo mes y medio, hasta mediados de septiembre.

Debido a que en los drenajes de aguas lluvias se conduce la quebrada Chilismuyo, que baja desde el volcán, se llenaba de agua la zona de trabajo aunque no lloviera en el lugar.

“¿Qué sucedía también? Es la otra combinación, que llovía y había que ir a limpiar o reparar lo que estábamos trabajando antes de la lluvia. Entonces, nos retrasaba un poquito más, porque como arrastraba sedimento, había que limpiarlo”, explicó Bonilla.

Rivas reiteró el llamado a la población a no tirar desechos sólidos a las quebradas y drenajes, ya que eso ocasionó el colapso del sistema. “De hecho, se va a hablar con la municipalidad también para ver que el mantenimiento futuro de todo este sistema sea efectivo, porque en cualquier caso podría colapsar si no hay limpieza oportuna”, manifestó.

Mientras, por 46 días el paso vehicular en el tramo desde el desnivel de la 75.ª avenida norte en dirección al monumento a La Constitución ha permanecido cerrado y la vía alterna, la calle El Algodón, también tiene muchos baches.

Lee también

Comentarios