Lo más visto

“Trabazones” y tapaderas resaltadas en carretera a puerto

Los conductores aseguran que el relieve de pozos que se mantiene sin rellenar con la capa de asfalto daña rines y amortiguadores de los autos.

Enlace copiado
“Trabazones” y tapaderas resaltadas en carretera a puerto

“Trabazones” y tapaderas resaltadas en carretera a puerto

Enlace copiado

Son muchos los conductores que han mostrado su molestia en los últimos días por las tapaderas de aguas negras que se encuentran en relieve en la carretera hacia el puerto de La Libertad. Estas sobresalen del nivel normal del pavimento, ya que todavía no se finalizan los trabajos de pavimentación que realiza el Fondo de Conservación Vial (FOVIAL).

LA PRENSA GRÁFICA realizó ayer un recorrido desde el redondel El Trébol hasta el redondel Utila, y es evidente la situación que viven los conductores, quienes en muchas ocasiones tienen que pasar encima de las tapaderas cuando las horas del congestionamiento vehicular son más pesadas.

“A mí como conductor se me complica porque paso acá todos los días y es una probabilidad que mi carro se pueda arruinar porque con estas cosas así se arruinan los amortiguadores y varias cosas abajo”, dijo uno de los conductores que circulan por la zona.

La mayoría de las personas que conducen en esta carretera aseguran que la mayor preocupación es por las noches, ya que no se ven muy bien y que aún al conducir a una velocidad adecuada se siente el impacto que sufren los vehículos.

La razón por la que más de 40 tapaderas de aguas negras sobresalen tanto en el carril que de Santa Tecla conduce al puerto de La Libertad y viceversa es porque aún no se coloca la última capa de asfalto con la que quedarían cubiertas y se estaría evitando el problema, dicen las autoridades a cargo de las obra en esta vía.

Según el FOVIAL, a diario circulan 50,000 vehículos por el lugar. Desde febrero de este año se iniciaron los trabajos para la ampliación de la carretera, los que, según la autónoma, se encuentran por finalizar en noviembre próximo.

Ayer los técnicos del FOVIAL explicaron que las lluvias de los últimos días, especialmente en horas nocturnas, afectan directamente las labores de colocación de la mezcla asfáltica. El avance general es de 84 % e insisten en que la finalización está programada para el siguiente mes.

El proyecto consiste en una base de 25 centímetros, una capa de mezcla asfáltica convencional de ocho centímetros de espesor, que ya se completó en los dos kilómetros de la carretera, pero falta colocar la segunda capa de mezcla asfáltica modificada con polímeros de seis centímetros de espesor. Hasta el momento, solo se ha colocado la segunda capa en la zona del derivador del Trébol y por el Viceministerio de Transporte (VMT).

Marlon Ruiz, gerente técnico de FOVIAL, indicó que las horas nocturnas sin lluvia no son suficientes para la preparación de la zona de trabajo, la fabricación de mezcla asfáltica, transportarla y colocarla. Y después de que llueve tienen que esperar a que se seque para poder hacer el proceso.

Mientras tanto, las quejas por los inconvenientes y el tráfico pesado, sobre todo en el redondel de la Utila, se mantienen.

Lee también

Comentarios