Transportistas sin poder entrar a junta accionistas de SIPAGO

Representantes de AEAS y Rutas Unidas Salvadoreñas cuentan con acciones, pero estas no estarían registradas en el libro de accionistas.
Enlace copiado
Contradicción.  Transportistas de AEAS y Rutas Unidas trataron de ingresar a reunión de junta de accionistas de SIPAGO, sociedad con la que se han manifestado en contra desde el inicio.

Contradicción. Transportistas de AEAS y Rutas Unidas trataron de ingresar a reunión de junta de accionistas de SIPAGO, sociedad con la que se han manifestado en contra desde el inicio.

Transportistas sin poder entrar a junta accionistas de SIPAGO

Transportistas sin poder entrar a junta accionistas de SIPAGO

Enlace copiado
La sociedad Sistema Integrado Prepago (SIPAGO) realizó ayer una junta de accionistas en un hotel de Antiguo Cuscatlán a la que, infructuosamente, trataron de ingresar los presidentes de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Genaro Ramírez, y de Rutas Unidas Salvadoreñas, Juan Pablo Álvarez, quienes afirmaron ser accionistas de la sociedad.

“Eso demuestra que no hay tanta transparencia y hemos visto, lo que hemos tenido que denunciar que ha venido de lo que hemos sabido de Panamá, que es una cosa que creo que los accionistas tienen derecho a saber. Es como haber hecho una fusión de empresas con SUBES sin consultar, sin hacer una asamblea general, sin tomar el acuerdo de la mayoría para poder hacer ciertas maniobras”, dijo Ramírez.

“Simple y sencillamente lo que necesitábamos era pedir información de cómo van las cosas, puesto que al final, cuando las sociedades terminan y quiebran los administradores escapan, huyen y es al resto de accionistas a quienes persiguen ante una defraudación pública, ante préstamos que ellos no cancelen”, dijo Álvarez.

Ambos mostraron certificados de acciones, sin embargo, un abogado de SIPAGO explicó que estas no han sido inscritas. “Lo que sucede es que ellos no han sido registrados en el libro de accionistas. Entonces legalmente ellos no pueden estar en este momento, tienen que ser registrados en el libro de accionistas, pero ellos sí son accionistas porque tienen las acciones endosadas a su nombre”, expresó Ramón Molina.

De hecho, el certificado que mostró Álvarez no está a su nombre, sino al de Martín Argueta Velásquez. Afirmó que solicitó su inscripción en junio de 2013.

Mientras que Ramírez dijo que la intención de conseguir una acción era para conocer y “para poder tomar acciones legales” no porque le interese. “Porque si yo no tengo derechos yo no puedo decir absolutamente nada, por ese hecho yo conseguí una acción para poder hablar con propiedad; no decir que me interese pertenecer a esa bola de testaferros que están en esa junta directiva”, declaró.

Al finalizar de la junta, el secretario de SIPAGO, Rodrigo Contreras Teos, se abstuvo de opinar sobre la situación y solamente dijo que no estaba autorizado para dar declaraciones.

En esta junta se entregó a los asistentes una copia de la memoria de labores 2015. Entre los datos que menciona está que a diciembre de 2015 habían instalados 1,500 validadores de cobro electrónico en unidades de transporte del Gran San Salvador, el inicio de operación del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS), que en 2015 registró 5.2 millones de pasajes movilizados, con un promedio diario de 31,000 y la gestión del terreno para los patios y talleres en FENADESAL.

Lee también

Comentarios

Newsletter