Lo más visto

Trasladan a 1,282 reos de Cojutepeque hacia distintos penales

El recinto será clausurado por no contar con las medidas de seguridad requeridas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un total de 1,282 reos fueron trasladados ayer del centro penal de Cojutepeque hacia los penales de Izalco y Quezaltepeque. Los traslados se debieron a la clausura de dicho centro de detención, por no reunir las condiciones de seguridad necesarias para continuar funcionando.

El movimiento de los internos fue coordinado por la Dirección General de Centros Penales (DGCP), con apoyo de la Policía Nacional Civil (PNC) y efectivos de la Fuerza Armada (FAES).

El primer grupo de reos partió a eso de las 10 de la mañana hacia el centro penitenciario de Izalco, en Sonsonate. Fueron 280 privados de libertad los que han sido reubicados en el sector uno de dicho recinto, según confirmó el director general de penales, Rodil Hernández.

El segundo grupo arribó al penal de Quezaltepeque pasadas las 3:30 de la tarde. Un fuerte dispositivo de seguridad acompañó la caravana. Dos autos blindados del Ejército más un contingente de agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la policía dieron protección a los 20 buses donde se transportaban más de 1,000 presos, todos miembros de una misma pandilla.

En cada autobús iban 50 reclusos. Todos bajaron de dos en dos y esposados. Algunos llegaron con señales de estar padeciendo enfermedades y ninguno cargaba con sus pertenencias.

El ingreso de los internos se extendió por más de una hora. El encargado del traslado de los pandilleros no confirmó en qué sector del penal de Quezaltepeque serían ubicados.

Cojutepeque clausurado

El pasado sábado, la DGCP confirmó que había una estructura criminal introduciendo ilícitos al centro penal de Cojutepeque, Cuscatlán, aún cuando desde el 29 de marzo de este año está vigente un estado de emergencia a raíz de las medidas extraordinarias de seguridad.

Las investigaciones de Centros Penales y Fiscalía General de la República (FGR) apuntaron a que existía una alianza entre el director, subdirector, custodios y empleados de la tienda institucional del penal de Cojutepeque para permitir el ingreso de objetos prohibidos. En las últimas requisas realizadas en el lugar se encontraron 1,260 porciones de marihuana e incluso un panel solar. Por este caso 17 empleados de dicho centro fueron suspendidos.

Esta situación, sumada a la ubicación del recinto que se encuentra en una zona de gran circulación de personas, empujó a las autoridades a ejecutar el cierre.

La capacidad del penal era para 300 internos, sin embargo había 1,200 reos en condiciones de hacinamiento.

El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, se refirió al tema antes de ejecutarse los traslados y reiteró que “el centro penal de Cojutepeque no reúne las condiciones para mantenerse como uno de los siete centros de mayor peligrosidad”. Agregó también que las instalaciones seguirán siendo usadas para trabajos de seguridad.

De igual forma, el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez, declaró que hay más sitios que podrían ser cerrados, entre ellos algunas bartolinas policiales. Las autoridades toman estas decisiones después de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional el hacinamiento carcelario.

Tags:

  • reos
  • penales
  • hacinamiento
  • penal de cojutepeque

Lee también

Comentarios