Trasladan a cabo que informó de camioneta

El director de la PNC confirmó que se abrió un proceso sancionatorio, debido a que el agente se tomó atribuciones que no le correspondían.

Enlace copiado
Trasladan a cabo que informó de camioneta

Trasladan a cabo que informó de camioneta

Enlace copiado

El cabo de la Policía Nacional Civil (PNC) con el indicativo Maranatha, quien hasta el pasado 29 de septiembre se encontraba destacado en el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, La Paz, ha sido trasladado hacia la Policía Rural de Cabañas.

Dicha medida se aplica después de que él presenció e informó a sus superiores sobre el ingreso al penal de una camioneta de la Inspectoría General de Centros Penales con al menos seis personas a bordo el viernes 29 de septiembre, a las 10:20 de la mañana. Los ocupantes del vehículo estatal no fueron sometidos a ninguna revisión ni escaneo, por orden de las autoridades de Seguridad.

De acuerdo con el cabo Maranatha, su traslado obedecería a haber reportado el ingreso sospechoso de la camioneta al penal de máxima seguridad, procedimiento que las autoridades de Seguridad y de Centros Penales negaron inicialmente, y del que posteriormente han dado varias versiones.

“En lugar de reconocer mi trabajo, me mandan lejos, no sé con qué intención. Dejo desprotegida a mi familia y quién sabe mi suerte por allá. Hasta podría desaparecer”, expresó el cabo, quien anteriormente había expuesto en un escrito a la jefatura de la delegación de La Paz su petición de no ser trasladado del departamento, por su precaria situación económica y la falta de protección en la que quedaría su grupo familiar.

El director general de la PNC, Howard Cotto, confirmó ayer que contra el cabo hay un proceso disciplinario, pues “de acuerdo con los informes” se tomó atribuciones que no le correspondían, “incluso faltándole el respeto (al director del penal) a priori, sin haber valorado cómo se habían dado las circunstancias”.

Maranatha fue sacado del penal de máxima seguridad el día del ingreso de la camioneta y enviado hacia la subdelegación policial de Zacatecoluca, momentos después de haber reportado por canales oficiales y cuestionado ante el personal de custodios la entrada al reclusorio del carro nacional, aunque en la sede policial fue rechazado por su actuación.

Al ingresar al centro penitenciario, la camioneta blanca placas N-8-737 era conducida por un agente penitenciario del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), y como copiloto iba otro agente de la misma unidad. Según se conoció, la camioneta y las personas que iban dentro violaron los protocolos de seguridad del penal, ya que se les permitió el ingreso sin revisión.

De acuerdo con las fuentes, a las personas que observaron el ingreso de la camioneta les dijeron que dentro iban seis custodios que se dirigían a relevar posiciones al sector 6. Agregaron que llevaban cubiertos los rostros, tanto cuando ingresaron como cuando salieron, aunque a la salida fueron sometidos al escáner por insistencia del personal policial.

Lee también

Comentarios

Newsletter