Tres policías heridos causa un atentado explosivo en Aguilares

Los agentes están estables de salud, según el ISSS. El explosivo estaba en un paquete que aparentaba ser un cadáver envuelto en una lona, con pantalón y unos zapatos.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Javier Aparicio Artesanal. Un explosivo estaba oculto en un paquete que aparentaba ser un cadáver para engañar a policías.

Foto de LA PRENSA/Javier Aparicio Artesanal. Un explosivo estaba oculto en un paquete que aparentaba ser un cadáver para engañar a policías.

Enlace copiado

Tres agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron heridos a consecuencia de la explosión de una granada mientras verificaban un supuesto cadáver abandonado a un lado del kilómetro 32 de la carretera Troncal del Norte, en el municipio de Aguilares. Los agentes habían recibido información de la supuesta víctima de homicidio a través de una llamada telefónica.

Cuando los agentes llegaron al lugar, se bajaron del vehículo policial, lo dejaron en la orilla de la carretera y luego caminaron hasta un bulto que aparentaba ser un cadáver: tenía un pantalón y unos zapatos, simulando estar de rodillas y atado con una soga; la parte de arriba estaba envuelta con una lona azul.

Los agentes, para verificar, intentaron quitar la lona, y fue en ese momento cuando la granada artesanal estalló. Los tres fueron heridos en partes distintas de sus cuerpos.

Las dos grapas grandes, que eran parte del sistema de activación del explosivo, se desprendieron y una se incrustó en una de las puertas del vehículo policial; la otra cayó en el asfalto de la carretera.

En la parte de arriba, envuelto con la lona, estaba un tambo de gas propano, que no explotó.

Tras la explosión, los agentes fueron llevados de inmediato al hospital general del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), donde hasta ayer en la tarde permanecían ingresados.

El ISSS informó en su cuenta en Twitter que los agentes se encontraban estables y fuera de peligro, a la espera de estudios y de la evaluación de subespecialidades.

“Lo que tenemos, a estas alturas de la investigación, todavía es muy poco. Esto es muy reciente. Pero sí, lo que los agentes vieron era una especie de persona, incluso con algo rojo abajo, como aparentando sangre. Todavía no se sabe si el artefacto fue activado de forma remota o si se activó al contacto con los agentes”, dijo un oficial de servicio de la Policía.

De acuerdo con el oficial, todavía no hay una hipótesis sobre cómo fue elaborado el artefacto explosivo ni sobre quiénes podrían estar detrás del ataque.

Aunque también dijo que alguna pandilla podría haber planificado la explosión, e incluso esa misma pandilla podría haber llamado a la Policía para llevarlos hasta el lugar, con el objetivo de asesinarlos a causa del estallido.

“Vamos a buscar a los responsables y los vamos a capturar”, afirmó el oficial.

 

2
 Artefactos explosivos han lesionado a agentes de seguridad este año. El primero ocurrió en carretera al puerto de La Libertad.

Lee también

Comentarios

Newsletter