Loading...

Tres puntos de venta de pólvora sin aval de bomberos

La institución dijo que las localidades de Morazán, Usulután y San Vicente no reunían las condiciones idóneas para ser instalados. Piden control a las alcaldías en las ventas autorizadas.

Enlace copiado
El parque Centenario,  en San Salvador, es uno de los puntos de venta más grandes de los autorizados por la alcaldía capitalina.

El parque Centenario, en San Salvador, es uno de los puntos de venta más grandes de los autorizados por la alcaldía capitalina.

Enlace copiado

Tres puntos para venta de pólvora que fueron auditados por el Cuerpo de Bomberos de El Salvador (CBES) no recibieron el aval para ser instalados y corresponderá a las alcaldías determinar su autorización. Los lugares son en Morazán, Usulután y San Vicente. Hasta esta semana la institución había hecho inspección de 27 puntos en todo el país, donde se colocarán 752 puestos.

El director del CBES, Edwin Chavarría, explicó que la entidad que dirige no emite autorizaciones para la venta de pirotécnicos, su trabajo se limita a una inspección en el lugar para determinar si las condiciones geográficas son adecuadas, que las dimensiones del lugar sean ideales, pero no regulan lo que se comercializa; son, únicamente, un ente verificador.

"Es importante de que las alcaldías, porque es competencia de ellos, regulen y estén conscientes de la venta de pólvora en sus municipalidades", dijo Chavarría.

El director aseguró que una de las principales medidas a tener en cuenta en la inspección es la distancia, así el lugar no puede estar próximo a comedores por uso de gas propano que hay en estos ni cerca de escuelas. Tampoco puede estar cerca de lugares concurridos como iglesias y centros comerciales, mucho menos las gasolineras.

Si es posible, aunque muchos lugares no reunen el requisito, estar cerca de hidrantes. Bomberos recomienda a los vendedores tener agua en la mano, muchos la tienen almacenada en barriles en caso de emergencia.

"Ellos (las alcaldías) ya son del conocimiento de que esas áreas no son propicias para instalar centros de venta de pólvora", dijo Chavarría al referirse a los tres departamentos antes mencionados. "Nuestra tarea como cuerpo de bomberos es validar las inspecciones y emitir un certificado si el lugar es completamente propicio para la venta", pero insistió en que no autorizan ningún punto.

Como todos los años el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) es la que reunen la mayor cantidad de puntos de venta; este año están autorizados 12 plazas en las que se instalarán 360 puestos de venta.

En la primera semana de diciembre la alcaldía de San Salvador confirmó la autorización de ocho puntos para la venta y el alcalde Ernesto Muyshondt se comprometió con garantizar las medidas de seguridad necesaria en cada uno de los lugares.

Chavarría insistió en el compromiso de las alcaldías para controlar la venta de pirotécnicos y aclaró que ellos, como institución no tienen el alcance para atender todas las comunas del país, por lo que deben responder a quienes solicitan las inspecciones.

El CBES solamente cuenta con 18 estaciones en todo el país, "no alcanzamos a cubrir todo. ¿Cuántos municipios tenemos en el gran San Salvador o todo El Salvador? No alcanzamos a llegar a todos, pero las alcaldías tienen que generar esa cultura preventiva", dijo el director.

Los quemados

La parte preventiva que el director de bomberos señala ya comenzó a ser una necesidad. Según los datos del Ministerio de Salud hasta el pasado 7 de diciembre once personas ya sufrieron quemaduras por la mala manipulación de los pirotécnicos.

Las cifras fueron publicadas en el informe de vigilancia epidemiológica que el ministerio publica cada semana.

De las personas quemadas seis son menores de 10 años, uno más está entre los 10 y los 19 años y cuatro son jóvenes entre 20 y 29 años.

Hasta el cierre de esta edición, ayer, el ministerio no había publicado el informe correspondiente a la semana 50 y por alguna circunstancia había retirado el de la semana 49, que da detalles sobre las once personas quemadas.

El ministerio tiene una campaña para prevenir las quemaduras en la que hace énfasis en el cuidado que los padres deben tener con los niños que manipulan pólvora y los efectos que las quemaduras producen.

Chavarría hizo un llamado a las autoridades, alcaldías y policía, para tener especial atención sobre las ventas clandestinas que cada año se instalan y que comercian pirotécnicos que están prohibidos por la ley.

Agregó que su poder explosivo puede causar graves quemaduras y hasta amputaciones, otros en cambio por su velocidad (como los silbadores) puede penetrar en las viviendas y provocar incendios o impactar partes sensibles como los ojos.

El director dijo que ellos estarán en emergencia por cualquier siniestro que se suscite.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Pirotécnicos
  • Venta de pólvora
  • Bomberos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines