Lo más visto

Tristeza embargó a la escuela de El Alto

El supuesto asesino de María Delmi y sus hijos sigue desaparecido
Enlace copiado
Tristeza embargó a la escuela de El Alto

Tristeza embargó a la escuela de El Alto

Enlace copiado
El acto de graduación de noveno grado del Centro Escolar Caserío El Alto, en Anamorós, celebrado el jueves a las 8 de la mañana, pasó de ser un motivo de alegría a un acto de desconcierto y tristeza para los 14 alumnos que recibirían su diploma.

Aproximadamente a las 7:40 de la mañana, justo cuando los estudiantes notaban que un compañero faltaba en la formación, el maestro guía del noveno recibió una llamada telefónica informándole que Douglas Josué Blanco, de 18 años, no se presentaría pues una noche antes había sido asesinado junto a su madre, María Delmi Bonilla, y su hermana Évelyn Blanco, de 12 años.

“Solo me dijeron que fueron asesinados, que la mamá y la hermana estaban junto a él y que sospechaban que el papá de Douglas los había matado. Les dije a sus compañeros y la tristeza se apoderó de todos”, relató José Cruz Turcios, maestro y amigo del fallecido.

Cuentan que la celebración se realizó en menos tiempo de lo que se había planificado un día antes, en la que Douglas había participado directamente creando el programa y limpiando el grado.

Maestros, padres de familia y alumnos decidieron que las sillas donde Douglas y su madre se sentarían iban a ser decoradas con listón negro y al momento de mencionar el nombre de su compañero aplaudirían en honor de la amistad y de los buenos recuerdos.

“Nadie se sentó donde él (Douglas) se iba a sentar y cuando llegó la hora de entregar el diploma se colocó en la silla como muestra de cariño y que aún en la muerte lo teníamos presente”, agregó Cruz.

La fiesta que estaba programada ese mismo día a las 8 de la noche se suspendió y ayer los 14 compañeros de escuela de Douglas fueron a entregarle a los familiares el diploma y las dos medallas que se había ganado por su alto rendimiento escolar.

Marcos Mendoza tenía dos años de conocer al fallecido y fue el último en hablar con él. “Me dijo que estaba feliz, que ya tenía todo listo para la graduación. Hablamos por mensajitos a las 7:30 de la noche (el miércoles)”, aseguró.

A diferencia de las sospechas que la familia de las víctimas tiene sobre el presunto responsable, los maestros y quienes conocieron José Alberto Blanco, padre del fallecido, no creen que sea el autor del triple crimen.

Pero la policía lo considera el principal sospechoso y realiza un rastreo por los cerros del cantón Higueras (Lislique) y puntos ciegos de la zona norte de La Unión.

Tags:

  • la unión
  • homicidio

Lee también

Comentarios