Triunfos por partida doble

Dos hermanos volvieron a practicar diferentes ramas deportivas después de un año de ausencia tras el fallecimiento de su madre. Ahora regresan para demostrarse a sí mismos y a los demás jóvenes que pueden realizar sus anhelos superando cualquier adversidad.
Enlace copiado
Comprometidos. Los hermanos Villanueva se entregan de lleno  en sus estudios y también en el área deportiva.

Comprometidos. Los hermanos Villanueva se entregan de lleno en sus estudios y también en el área deportiva.

Victorias.  Medallas de oro, plata y bronce son el resultado de la constancia y esfuerzo de Borys en la lucha olímpica.

Victorias. Medallas de oro, plata y bronce son el resultado de la constancia y esfuerzo de Borys en la lucha olímpica.

Esfuerzo. La dedicación que José impone en el tenis le ha hecho acreedor de varios trofeos

Esfuerzo. La dedicación que José impone en el tenis le ha hecho acreedor de varios trofeos

Triunfos por partida doble

Triunfos por partida doble

Enlace copiado
Los hermanos Villanueva comparten todo desde el vientre de su madre. José y Borys son gemelos, tienen 17 años, estudian segundo año de bachillerato en el Colegio Luz de Israel y también tienen metas en común: convertirse en grandes deportistas y representar a El Salvador en competencias internacionales. Desde hace siete años, José ha ganado trofeos en torneos centroamericanos y nacionales de tenis; por su parte, Borys ha representado al país en diferentes Juegos Centroamericanos que se han realizado y en los que ha obtenido medallas participando en lucha olímpica.

Sin embargo, en 2010 ambos abandonaron las categorías deportivas en las cuales competían debido a una recaída emocional que sufrieron después del fallecimiento de su madre, quien se había convertido en uno de sus principales pilares. Un año después, con el apoyo de su familia, José y Borys coincidieron buscar nuevamente la meta que su madre había apoyado tanto y regresaron, cada uno, a las ramas deportivas que les apasionaban.

“Me impulsó el hecho de ser alguien en la vida, marcar la diferencia. Comencé a practicar nuevamente el tenis porque es algo que me gusta mucho y quería volver a sentirme orgulloso de mí mismo y enseñarle a los demás que ante cualquier dificultad uno se puede volver a levantar, así como mi madre me lo enseñó”, expresó José.

Según los jóvenes, otro de los motivantes para alcanzar sus objetivos fue la decisión de superar las metas personales, deportivas y emocionales que ya habían alcanzado.

“Un día estaba viendo las medallas y todo lo que había ganado, entonces decidí meterme nuevamente a los entrenos y demostrarme a mí mismo que todos podemos salir adelante si luchamos por lo que queremos”, enfatizó Borys.

Actualmente los hermanos Villanueva continúan cada uno con los entrenos en sus diferentes ramas deportivas, estudian y tienen el sueño de convertirse en ingenieros industriales. “Quiero seguir estudiando para lograr ser un gran empresario y, al mismo tiempo, poder tener siempre la oportunidad de practicar el tenis y representar a El Salvador en torneos internacionales”, puntualizó José.

Deportistas sobresalientes

José comenzó a practicar tenis cuando tenía 10 años, ya que acompañaba a su madre a un club privado donde ella trabajaba como chef. Ahí observaba a otros jugadores y le pidió a ella que lo inscribiera en una academia de tenis. Cuando cumplió 11 años, participó en los Juegos Estudiantiles 2006 y ganó medalla de bronce, luego compitió en diversos torneos nacionales adjudicándose siempre un sitio entre los primeros lugares. Posteriormente, en 2011, impulsado por cumplir sus sueños y los de su progenitora, ganó el primer lugar en un torneo nacional.

Por su parte, Borys decidió, por curiosidad, participar en el equipo de lucha olímpica en 2009. Un año después, formó parte de una competencia nacional donde ganó el primer lugar. Fue premiado como el mejor deportista a escala nacional en este deporte y obtuvo el pase para participar en los Juegos Centroamericanos de Nicaragua, donde ganó el tercer lugar; después, en 2012, participó en la competencia centroamericana CODICADER de Guatemala 2012, donde ganó medalla de plata.

“Cuando gano me siento orgulloso porque estoy representando al país y le doy un lugar importante en el medallero, eso me hace feliz y me anima a seguir buscando mis anhelos, tanto en el ámbito profesional como en competencias para seguir ganando medallas para El Salvador”, señaló Borys.

Entre las cualidades que los profesores de la institución educativa destacan de estos estudiantes se encuentran la humildad que demuestran en sus triunfos y la perseverancia para lograr sus objetivos propuestos, tanto en el aspecto académico como deportivo.

“Gracias al esfuerzo que aplican en el área académica, como en la humildad que demuestran cada vez que ganan una medalla, los jóvenes son un ejemplo porque mantienen siempre las cualidades que buscamos infundir en nuestros alumnos: compañerismo, humildad y ánimo para salir adelante”, afirmó Grace de Bruni, coordinadora de Servicio Social Estudiantil del colegio.

Lee también

Comentarios

Newsletter