Lo más visto

Más de El Salvador

Turismo, la nueva apuesta para la laguna El Jocotal

El azolvamiento y la proliferación del jacinto de agua impiden que este humedal protegido pueda desarrollarse plenamente. Con apoyo de JICA los habitantes buscan alternativa a la pesca.
Enlace copiado
Turismo, la nueva apuesta para la laguna El Jocotal

Turismo, la nueva apuesta para la laguna El Jocotal

Turismo, la nueva apuesta para la laguna El Jocotal

Turismo, la nueva apuesta para la laguna El Jocotal

Enlace copiado
José Adán Portillo Hernández es un pescador artesanal que ha vivido frente a la laguna El Jocotal durante los últimos 20 años. La laguna ha sido la fuente principal del sustento de su familia, pues de ahí extrae los peces que vende y también para alimentarse. Pero en los últimos años la pesca ha disminuido considerablemente debido a la proliferación de plantas acuáticas invasoras y a las aves que se comen los alevines. Las especies que otrora se pescaban en grandes cantidades aminoraron, y afectan directamente la fuente de ingresos de las familias que, como la de Portillo, subsisten de vender mojarra, guapotel, róbalo, entre otros.

Debido a la escasez de peces, los habitantes de la zona están girando su mirada hacia el turismo, ya que lo ven como una nueva forma de ganarse la vida, siendo parte de proyectos para atraer a nacionales y extranjeros, pues es innegable la belleza del humedal que forma parte de los sitios RAMSAR, protegidos debido a su biodiversidad de flora y fauna.

Portillo, que ya sobrepasa los 60 años de edad, cuenta que los fines de semana llegan visitantes a bañarse en las frescas aguas de la laguna, a dar un paseo en lancha y a comprar pescado, o adquirir platillos hechos a base de los frutos de las aguas, preparados por mujeres de la comunidad.  “Nosotros estamos para servirles, para cualquier cosa que ellos quieran, ir a pasear en la lancha, nosotros los llevamos. El fin de semana pasado vinieron como 30 carros llenos de gente”, afirma Portillo.

En efecto, en su comunidad, ubicada en el cantón El Borbollón, del municipio de El Tránsito (San Miguel), los pobladores y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) han trabajado para promover el turismo colocando rótulos que sirven de guía hacia el área de estacionamiento, comedores, baños, la zona para natación, el área para acampar, el mirador, la cancha de fútbol y donde permanecen los guardaparques.

Los pescadores artesanales cobran de $1.50 a $2 por el recorrido en lancha por el espejo de agua, donde es posible contemplar parvadas de patos silvestres, garzas blancas, negras y grises y hasta pelícanos que anidan en una de las ocho islas que hay en la laguna, en cuyas orillas residen cerca de 5,000 personas.

Sin embargo, hay una serie de causas que no permiten el desarrollo pleno del lugar. Cuando José Adán es cuestionado sobre cuáles son esos problemas que impiden el desarrollo del turismo y de la pesca artesanal, responde sin titubeo: “Es el asolvamiento de la laguna, ya que en invierno la lluvia trae lodo que es arrastrado desde el volcán (Chaparrastique) y eso contamina el agua y hace que las algas proliferen y se acaben los peces.

Luego menciona que las algas y las ninfas de la laguna causan picazón e irritación en la piel y los ojos a las personas que se meten a las pozas, lo que aleja a los turistas, que deciden no regresar.

El líder comunal Víctor Manuel Rivera confirma la necesidad de retirar toda la materia orgánica que está en el lecho del espejo de agua. “En este sector hay unos nacimientos que tienen entre cinco y seis metros de profundidad, que son una belleza, pero ahorita están azolvados por la materia orgánica. También en esta época del año se observa la llegada de las especies de aves que vienen de Canadá y Estados Unidos, que son una belleza natural y es necesario poderlas conservar”, indicó Rivera.

Una buena cantidad de proyectos desarrollados por distintas ONG nacionales y extranjeras han buscado estudiar las causas del deterioro de la laguna. Pero ahora hay un nuevo actor que está contribuyendo grandemente.

Es la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), que junto al MARN han identificado científicamente los principales problemas en El Jocotal: el deterioro de la calidad de agua por la sedimentación, la eutrofización , los agroquímicos, las aguas residuales domésticas y la reducción de la concentración del oxígeno debido a la entrada de especies invasoras como el jacinto de agua.

Es por ello que a principios de 2016 se echó a andar el proyecto para el Manejo Integral de los Humedales en las lagunas Olomega (en El Carmen, La Unión) y Jocotal, desarrollado por el MARN y JICA, con el objetivo principal de que en cinco años se desarrolle un marco institucional que garantice el manejo integral de ambos recursos y los convierta en modelo para promover la conservación y el uso adecuado de los humedales en El Salvador.

Fue a mediados de 2016 cuando el MARN anunció el apoyo de JICA para restaurar ambas lagunas, con una inversión de $5 millones que serán utilizados en la donación de equipos, asistencia técnica de especialistas japoneses y capacitaciones a funcionarios del MARN en Japón.

El proyecto también incluye la visita de una misión de japoneses. Vendrán especialistas en conservación de ecosistemas de humedales, expertos en organización comunitaria y mejoramiento de la economía familiar, especialistas en plan del uso de las tierras, especialistas en educación ambiental y gestión de humedales, especialistas en hidrología, expertos en zonificación ecológica y especialistas en educación ambiental y relaciones públicas.

Luis Manuel Vásquez, oficial del programa de JICA El Salvador en el área del medio ambiente, explicó que se hará un plan integral para recuperar las lagunas, iniciando con la organización de los pobladores en comités locales con los que se trabajará para la zonificación de ambos lugares y el desarrollo de las acciones de conservación. “Para empezar con las acciones se hará educación ambiental con las personas. También se hará una zonificación para conocer más específicamente cuáles son los problemas”, indicó. 

En los meses que lleva el proyecto se ha determinado que los problemas que están afectando a la laguna El Jocotal son la ninfa o jacinto de agua y el pato polvorán –conocido como pato chancho–, que está acabando con los peces.

La ninfa, además, no permite que los peces se desarrollen y eso afecta a los pescadores. Mientras que el asolvamiento está subiendo el nivel del piso y eso ha reducido el espejo de agua, al menos en un 30 %, ya que en época seca el nivel de la laguna oscila de 0.50 metros en las orillas a 2 metros en las áreas más profundas.

Tags:

  • san miguel
  • el tránsito
  • el jocotal
  • jica
  • marn

Lee también

Comentarios