Lo más visto

UPES, educación superior de calidad

La Universidad Politécnica de El Salvador forma profesionales integrales con calidad garantizada.

Enlace copiado
UPES, educación superior de calidad

UPES, educación superior de calidad

Enlace copiado

La Universidad Politécnica de El Salvador (UPES) ofrece a sus estudiantes una formación educativa que integra la tecnología para dotarlos de competencias que les permitan llegar a la solución práctica de los problemas de la realidad. “En la universidad, nuestra característica principal es que la modalidad de la formación de los profesionales es con el uso y el apoyo de las herramientas tecnológicas”, afirma Roberto Argueta Quan, rector de la UPES. Agrega que la institución lleva varios años utilizando dentro de la formación educativa plataformas de cursos virtuales, apoyando de este modo los cursos presenciales con materiales y actividades virtuales. Por eso, según Argueta Quan, en todas las carreras los docentes tienen la preparación y experiencia de administración de materiales virtuales que van en apoyo de lo que enseñan y aprenden los estudiantes en las clases presenciales que se imparten en el campus de la universidad.

Oferta académica y nueva modalidad

La Universidad Politécnica de El Salvador imparte a través de sus diferentes facultades (Ingeniería y Arquitectura, Ciencias Económicas y Ciencias Jurídicas y Sociales) 10 carreras, entre las cuales se encuentran: Arquitectura, ingeniería Civil, ingeniería Industrial, ingeniería Eléctrica, ingeniería en Ciencias de la Computación, técnico en Sistemas de la Computación, licenciatura en Administración de Empresas, licenciatura en Mercadotecnia, licenciatura en Contaduría Pública y licenciatura en Ciencias Jurídicas.

Por otro lado, la UPES está experimentando una transición de modalidad presencial a modalidad semipresencial, tal como lo explica Carla Puente, vicerrectora académica de la institución. “Una de las principales apuestas de la universidad en conjunto con su oferta educativa es que estamos haciendo una transición de la presencialidad a la semipresencialidad”, indica la vicerrectora académica. Añade que no solo están migrando asignaturas a esta modalidad, sino que están haciendo esa transición con carreras completas, proceso iniciado en julio de este año y que les llevará tres años completar.

Esta transición ha implicado para la universidad una serie de cambios, como la constante capacitación de docentes para el diseño y administración de cursos semipresenciales. “El elemento hoy por hoy de atención o del rol mismo del docente cambia porque ya no solamente es un profesor, sino que se convierte en un tutor que acompaña al alumno presencial y en la parte virtual”, explica Puente.

Lee también

Comentarios