Lo más visto

USAM distingue con honoris causa a Jorge Bahaia

La distinción honoris causa fue por “visión empresarial y compromiso humanitario”.
Enlace copiado
USAM distingue con honoris causa a Jorge Bahaia

USAM distingue con honoris causa a Jorge Bahaia

Enlace copiado

En el marco de la celebración de la Octogésima Séptima Graduación Pública, la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer (USAM) entregó la semana pasada el máximo galardón de doctor honoris causa al empresario Jorge Elías Bahaia, “en visión empresarial y compromiso humanitario”.

“Como muestra de profundo respeto, admiración patriótica y reconocimiento sincero por las acciones relevantes realizadas en beneficio de grandes sectores de nuestra querida patria”, expresó el rector de la USAM, César Augusto Calderón.

El acto fue parte de la graduación de 35 nuevos profesionales en las carreras de: Licenciatura en Jurisprudencia y Ciencias Sociales, Mercadeo, Química y Farmacia, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Técnico en Computación y Doctorado en Cirugía Dental.

“Estimados graduandos: el éxito no viene solo, sino acompañado de atender los pequeños detalles. Uno de esos detalles es cuidar a las personas que trabajan con uno y tratarlos como parte de su propia familia”, dijo el galardonado a los profesionales.

Agregó: “Ahora se están graduando, pero el aprendizaje no termina. Por el contrario, es fundamental mantener la educación continua a través de seminarios, que los irán actualizando. Estén siempre abiertos a la innovación y listos al cambio. Hay que actualizarse al ritmo que evoluciona el moderno mundo globalizado”, expresó Bahaia.

Además de agradecer el apoyo de su familia y el recurso humano de la empresa Textufil, aprovechó el momento para compartir con los graduados algunos consejos que le dieron sus padres y le han servido a lo largo de su vida y carrera.

“Una de las frases que guardo con más cariño es la que mi mamá me decía: ‘En la vida, hijo, no se puede dar el lujo de que una persona no lo quiera, hay que ser bueno con la gente’. Realmente me ha ayudado mucho a mantener la paz interna, pues al no tener enemigos ni pleitos con nadie uno logra la felicidad constante”, afirmó.

También recordó enseñanzas de su padre: “Me decía: ‘Hijo, debe cuidar su nombre y su crédito porque es como un vidrio que se rompe. Usted lo puede pegar, pero la marca siempre se le verá’. Consejo con gran sabiduría porque cuando uno cumple, la gente lo busca y le salen oportunidades”, enfatizó.

Lee también

Comentarios