Lo más visto

Un Día del Niño con alegría para ayudar a vivir

Por el Día del Niño, los médicos, enfermeras y personal de servicio se disfrazaron de los personajes de Disney.

Enlace copiado
Un Día del Niño con alegría para ayudar a vivir

Un Día del Niño con alegría para ayudar a vivir

Enlace copiado

La fundación Ayúdame a Vivir festejó el Día del Niño en el centro médico para los niños con cáncer. En la actividad participaron los pacientes que luchan contra la leucemia y los tumores, por lo que con la celebración los infantes pudieron tener un momento de alegría y dejar a un lado los tratamientos de quimioterapias.

“Esta actividad es para traerles un poco de alegría, esparcimiento y creo que nadie les celebra como nosotros en sus casas y en sus escuelas, es un día de felicidad para ellos”, dijo Leonor de Llach, presidenta de Fundación Ayúdame a Vivir

Fueron los mismos médicos, enfermeras y demás personal los que diseñaron sus propios disfraces para vestirse de los personajes animados preferidos de los niños con cáncer, que en un 49 % son pacientes con leucemia, el 13 % con linfomas y el 12 % presentan tumores del sistema nervioso central, informó la Fundación que trabaja de la mano con el Bloom.

“Lo que queremos es compartir, cambiar un ratito de tristeza a la alegría con ellos, ya que pasamos momentos tristes con ellos y tratamos que este día sea diferente, cambiar las agujas y todos los pinchones por sonrisas”, comentó Silvia Flores, jefa de enfermeras del Centro Ayúdame a Vivir.

En el centro médico se atienden a diario a 50 niños, entre los que se encuentran los ingresos y las asistencias ambulatorias que son cuando los menores de edad llegan una vez por semana y el tratamiento solo dura tres horas al día, dependiendo el caso .

Los niños se mostraron muy felices con la celebración y convivieron con familiares y personal ese momento de alegría. Los momentos difíciles que pasan se olvidaron con el instante que les dieron ayer.

Pero no todo fue alegría: “Quizás de lo que toda la vida me ha pasado, esta ha sido la peor pesadilla que me ha pasado, no me lo esperaba, porque yo a mi niña la traje por otra enfermedad”, expresó con lágrimas en sus ojos una de las madres que tiene ingresada a su hija de tres años, a la que le diagnosticaron en enero con un tumor cancerígeno en un riñón.

Son 600 niños con cáncer atendidos en Ayúdame a Vivir, ellos se encuentran recibiendo las quimioterapias, por lo que la institución requiere de $3 millones para poder atender las necesidades.

Lee también

Comentarios