Lo más visto

Más de El Salvador

Un coyote de cuidado

El benjamín de la liga mayor, Audaz, ha dado cuenta de equipos de renombre en el redondo nacional, tales son los casos de FAS y Santa Tecla.
Enlace copiado
Un coyote de cuidado

Un coyote de cuidado

Un coyote de cuidado

Un coyote de cuidado

Un coyote de cuidado

Un coyote de cuidado

Enlace copiado
Hace tres meses Audaz era un equipo de Segunda División que trabajaba duro en su cancha del estadio La Coyotera y que era desconocido por muchos.

Hoy es un equipo de Primera que se hace respetar y al que muchos han comenzado a llamar “matagigantes”, en referencia a David, el chico de la historia de la Biblia que derribó a un gigante enemigo de su pueblo de una pedrada.

Audaz, equipo oriundo de la ciudad de Apastepeque, vecina de San Vicente, comenzó a escribir su historia al dejar en el camino por el ascenso a la Primera División al Independiente, de San Vicente, sus hermanos mayores, quienes ya habían estado en Primera.

Fue el pasado 11 de junio cuando los coyotes dejaron en la ruta al Inde, al que derrotaron con marcador de 1-0.

Hoy, equipos como FAS y el campeón Santa Tecla ya saben qué es una mordida de coyote. Los dirigidos por el técnico hondureño German Pérez han dado cuenta de ambos equipos.

El representativo benjamín marcha en la cuarta posición del torneo con dos triunfos, una derrota y un empate, y solo es superado por Municipal Limeño, Alianza y Chalatenango.

¿Pero cuáles son las claves del éxito? Para German Pérez, el buen momento por el que pasa el equipo es producto de la humildad y del trabajo, aunque avisó que “el torneo aún comienza”. En ese sentido, el míster de 56 años de edad es consciente de que no siempre se podrá ganar.

“No hay equipo perfecto ni aquí ni en otra parte del mundo”, señaló. Pero el entrenador destaca como méritos en su grupo el hecho de no aturrarle la cara al trabajo.

“Por lo general, trabajamos a doble turno, somos unidos y ellos (los jugadores) son abiertos a las indicaciones que se les dan”, declaró.

Dejó ver que a veces es mejor trabajar con jugadores sin mucho renombre pero que quieran destacar y que tengan metas para llegar lejos en el fútbol.
 

Tags:

Lee también

Comentarios