Lo más visto

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Uno de los icónicos representantes de la literatura salvadoreña nació un 22 de octubre de 1899. Su legado cultural sigue siendo uno de los tesoros más importantes de El Salvador.
Enlace copiado
Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Un día como hoy, El Salvador vio nacer a Salarrué

Enlace copiado
Artista, escritor y uno de los máximos exponentes de la cultura de El Salvador, Salvador Salazar Arrué, mejor conocido como “Salarrué”, nació un pasado 22 de octubre de 1899 y, con él, una de las voces literarias que ha tocado el corazón de muchas generaciones en todo el país.
 
Sonsonateco de nacimiento, Salarrué es reconocido en el mundo de la literatura como uno de los pocos escritores que supo retomar todas las costumbres y tradiciones de El Salvador y plasmarlo en su obra con total exactitud. Su recopilación de cuentas “Cuentos de Barro”(1933), sigue siendo un espejo de la realidad campesina en El Salvador y un códice de la cultura salvadoreña que es parte fundamental en el proceso educativo del país.


Manuscritos redactados por Salarrué (Foto: José Cardona/LPG)
 
Salarrué no es solo uno de los grandes literatos de El Salvador, sino de toda Latinoamérica. Su obra lo ha colocado como uno de los mejores cuentistas de habla hispana y su estilo costumbrista es un agregado más de su calidad artística. “Cuentos de Barro” es una secuencia de historias breves que no solo retoma el habla coloquial salvadoreña, sino también muchas de sus costumbres, festejos, tradiciones y elementos que reviven el verdadero significado de la cultura nacional.
 
Para muchos críticos y expertos en literatura alrededor del mundo, Salarrué no es solo un costumbrista sino también un exponente del Realismo Mágico, como Gabriel García Márquez. Entre sus obras más destacadas se pueden mencionar: Cuentos de Cipotes (1945), Oyarkandal (1929), Eso y más (1940), Catleya luna (1974) y Mundo nomasito (1975), que fue una de recopilación de algunos de sus poemas.


Primera edición de "Cuentos de Cipotes" (Foto: José Cardona/LPG)
 
Legado histórico
En El Salvador, desde 2013, se inauguró en el Palacio Nacional el primer registro nacional del Legado Salarrué como parte del programa Memoria del Mundo, de la UNESCO. En él se encuentran materiales documentales y artísticos de su esposa e hijas que aluden al siglo XX. También, el Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI) posee 350 piezas de Salarrué, y desde 2005 trabaja con el proceso de conservación de obras y documentales del escritor.
 
De igual forma, en 2005, el MUPI lanzó la colección animada de “Cuentos de Cipotes”, un trabajo realizado por Ricardo Barahona, y que narra las historias de esta colección de cuentos de Salarrué. Estos cortos animados siguen a disposición de todo público y son uno de los legados más importantes en la influencia del escritor salvadoreño.
 
Salarrué no fue solo parte de la historia de El Salvador, sino que se convirtió en un representante de la misma. “Puesiesque” vale la pena recordar siempre que la tradición salvadoreña sigue viva y presente a través de su obra, una parte fundamental en la enseñanza escolar básica y una pieza importante para no olvidar la identidad salvadoreña…¡Y siacabuche!

Tags:

  • salarrue
  • el salvador
  • literatura
  • cultura

Lee también

Comentarios