“Un fiscal declarado inconstitucional puede generar impunidad”

Enlace copiado
Enlace copiado
<p>nacion</p><p>El actual fiscal general de la República, Romeo Barahona, concluirá su mandato en 10 días; es decir, el próximo 9 de septiembre, pero la Asamblea Legislativa sigue sin decidir la elección del nuevo funcionario en razón del cumplimiento de una sentencia de la Sala de lo Constitucional.</p><p>El bloque de partidos FMLN, GANA, PES y CN ha reiterado su desconocimiento a esa resolución y ha afirmado que el funcionario electo es Ástor Escalante, lo cual anticipa un nuevo punto ciego con una argumentación jurídica de fondo similar a la que se originó con la elección de los magistrados de las generaciones 2006 y 2012.</p><p>Javier Castro, director del departamento de Estudios Legales de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), dijo ayer en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA que el fallo de la sala es inapelable y apegado a derecho, y es erróneo jurídicamente decir que la sala no estaba completamente integrada (cuando pronunció la sentencia).</p><p>La argumentación fundamental de la sala sobre la elección de abril pasado está centrada en el hecho de que una legislatura no puede elegir en dos oportunidades, como también ocurrió con la elección de los magistrados.</p><p> “Lo que sería negativo, y ha sido expresado por varios jueces, es que se pretendiera que un fiscal declarado inconstitucional entre en funciones… porque eso puede generar impunidad”, advirtió el representante de FUSADES.</p><p>Castro sostuvo que una decisión en ese sentido tendría un impacto directo en los ciudadanos, especialmente para aquellos que han sido víctimas de un delito y deben acudir a la fiscalía, pues se puede exponer a que un procedimiento sea rechazado por un juez. “Esa persona se puede quedar prácticamente sin el acceso a la justicia”, reiteró.</p><p>Esta semana, FUSADES publicó el Informe de Coyuntura Legal e Institucional del primer trimestre de 2012 y rescata de la crisis de institucionalidad pasada el rol activo de la sociedad civil expresada en sus diferentes formas para defender la “institucionalidad del país”.</p><p>Castro expresó su convencimiento de que la crisis de desacato legislativo a la sentencia de la sala en el caso de los magistrados pudo desactivarse debido a ese rol contralor de los ciudadanos.</p><p></p><h2>Estado en situación de advertencia</h2><p> El informe de FUSADES incluyó en los indicadores el índice de los Estados fallidos, diseñado por la revista “Foreing Policy” radicada en Estados Unidos y dedicada a temas mundiales.</p><p>En la medición, El Salvador se ubicó en la posición 93 de 177 naciones sometidas a la evaluación y a partir de ahí la revista ubicó al país en la categoría de “Estado en situación de advertencia alta”. Somalia ocupa la posición uno en Estados fallidos.</p><p>El experto de FUSADES estimó que el país está en una posición intermedia y no es tan delicada como otros países; sin embargo, dijo que la categoría indica la necesidad y la importancia de que se trabaje en el fortalecimiento de las instituciones democráticas.</p><p>Al ejemplificar el indicador con un semáforo, Castro indicó: “Sería como una luz amarilla que nos dice que tenemos mucho trabajo que hacer para fortalecer las instituciones en la rendición de cuentas”. Por eso insistió en la participación de los ciudadanos para evitar que el incumplimiento a la sentencia de la sala en la elección del fiscal general erosione la división de poderes que sigue siendo frágil.</p><p>Recordó además que existen otras disposiciones pendientes de consolidarse, como la reforma al Código Electoral, que permita de manera definitiva que los ciudadanos voten por rostro en las elecciones legislativas de 2015.</p><div class="blogBox"></div>

Tags:

  • el-salvador
  • politica

Lee también

Comentarios

Newsletter