Lo más visto

Más de El Salvador

Un millón muere al año por inhalar humo ajeno

El Salvador tiene casi siete años de tener la legislación que prohíbe fumar en espacios internos públicos o privados, pero no siempre es respetada. Las autoridades colocaron más de 70 multas en 2017.
Enlace copiado
Un millón muere al año por inhalar humo ajeno

Un millón muere al año por inhalar humo ajeno

Enlace copiado

A escala mundial, el consumo de tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año. La cifra de la Organización Mundial de la Salud (OMS) no es nueva, es de 2017. Pero de la estadística que poco se ha hablado es la que corresponde a las muertes que causa la inhalación del humo ajeno: 1 millón de esas 7 millones de víctimas anuales muere a causa del tabaco sin haber fumado por voluntad propia, muere porque se ve expuesto al humo de los adictos, según los datos de la misma OMS.

Este millón de personas son empleados o clientes en bares, antros, restaurantes o discotecas, aunque hay quienes no necesariamente estuvieron expuestos al humo de tabaco ajeno en sus lugares de trabajo, sino en sus propios hogares.

“La última Encuesta Mundial sobre Tabaco en Jóvenes (2015) dice que el 42 % de la población estuvo expuesto al cigarro los últimos siete días en espacios públicos y espacios abiertos”. 
Edgardo Platero, FOSALUD

Para las autoridades sanitarias la cifra es preocupante, porque además de la tasa de mortalidad, los sistemas de salud de todo el mundo invierten cerca de $1,400 billones al año en gastos por atenciones de salud relacionadas con el tabaco. En El Salvador, la Ley de Control de Tabaco, que prohíbe fumar en el interior de centros de trabajo públicos y privados, establecimientos de salud, centros educativos y deportivos, medios de transporte colectivos, terminales aéreas, terrestres y marítimas, lugares de esparcimiento para la niñez, áreas de protección ecológica, salas de cine, centros culturales y auditorios, fue aprobada en junio de 2011, y por esa legislación el país fue acreedor hace unas semanas a un premio internacional (ver nota parte); sin embargo, esta ley no siempre se cumple.

De acuerdo con la Unidad de Control de Tabaco y Alcohol del Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD), solo el año pasado abrieron 72 procesos sancionatorios en contra de establecimientos comerciales tras haber encontrado residuos de tabaco durante las inspecciones que realizan de forma regular. El dato, no obstante, podría ser aún mayor, pero FOSALUD no dispone de mucho personal para realizar estos controles en todos los establecimientos públicos y privados a escala nacional.

“La última Encuesta Mundial sobre Tabaco en Jóvenes (2015) dice que el 42 % de la población estuvo expuesto al cigarro los últimos siete días en espacios públicos y espacios abiertos. Entonces, es evidente que hay un incumplimiento de la ley y no basta con la fiscalización que se da en coordinación entre el Ministerio de Salud y FOSALUD, sino también se requiere de un componente de educación y empoderamiento de la población para hacer valer su derecho de permanecer en un espacio libre de tabaco”, expresó el coordinador del programa Hábitos Saludables de FOSALUD, Edgardo Platero.

Las inspecciones buscan, en primer lugar, emitir advertencias; y en segundo lugar, imponer multas a quienes no hayan acatado las advertencias.

“Hay muchos estudios en Europa donde se ha encontrado que una persona fumaba hacía 20 años y algunas pruebas especiales de raspado de paredes han encontrado depósitos de nicotina”. 
Adonay de Paz, Convenio Marco Control Tabaco

Pero los controles no solo indagan el humo de primera o segunda mano, también se ocupan del de tercera mano, que es el que queda impregnado en el ambiente, en mesas, sillas, cortinas y otros objetos.

“Hay muchos estudios en Europa donde se ha encontrado que una persona fumaba hacía 20 años y algunas pruebas especiales de raspado de paredes han encontrado depósitos de nicotina mezclados con contaminantes ambientales con efectos cancerígenos 20 años después”, anotó el coordinador del proyecto de Implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco 2030, Adonay de Paz.

En teoría, cuando un cliente comienza a fumar dentro de un establecimiento, el administrador o el propietario deberían obligarlo a apagar el cigarrillo o invitarlo a que lo fume fuera de las instalaciones, pero por lo general son clientes que cuidan porque les gastan con frecuencia. Quienes se sientan afectados con el humo ajeno pueden denunciar en la línea telefónica 2528-9727 o a través de las cuentas oficiales en las redes sociales de FOSALUD en Twitter y Facebook.

ESTADÍSTICAS
 estas son solo algunas de las cifras por las que la Unidad de Control de Alcohol y Tabaco de FOSALUD reitera que el consumo de tabaco es dañino para salud   
7,000
 sustancias tóxicas contiene un solo cigarrillo y algunas son cancerígenas. Los electrónicos solo una, pero es nicotina. 
1,500
  personas mueren cada año en El Salvador por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco. La cifra está creciendo.
357
 mil 793 personas fuman en la actualidad en el país, según la encuesta Nacional de Alcohol y Tabaco de 2014; 308,065 son hombres.
$53
  millones anuales gasta el MINSAL en enfermedades respiratorias agudas y crónicas, ambulatorias y hospitalarias.
75%
  de carga tributaria sobre el precio final de productos del tabaco es lo que recomienda OMS, BID, FMI y BM; por ahora es solo del 52.5 %.

FOSALUD recibió premio en Sudáfrica por Ley de Tabaco
FOSALUD recibió el premio MPOWER, en Sudáfrica, por parte de los Premios al Control Mundial del Tabaco Boomberg Philanthropies, durante la XVII Conferencia Mundial sobre Tabaco, por haber recolectado la evidencia para impulsar y defender la Ley de Control de Tabaco en El Salvador, que prohíbe fumar en espacios internos públicos o privados.

Lee también

Comentarios