Lo más visto

Más de El Salvador

Un plato de comida para compartir la fe

Los salvadoreños celebraron este 24 de diciembre con los tradicionales platos festivos, como el pavo o la gallina horneada. Sin embargo, para muchas personas la Navidad es un día más en el que tienen que luchar para encontrar algo de comer.
Enlace copiado
Necesidad.  La mayoría de las personas que reciben los alimentos que comparte la comunidad no tienen hogar.

Necesidad. La mayoría de las personas que reciben los alimentos que comparte la comunidad no tienen hogar.

Un plato de comida para compartir la fe

Un plato de comida para compartir la fe

Enlace copiado
Por eso, la comunidad Salvador del Mundo visitó varios puntos de la ciudad, para compartir los alimentos y un mensaje.

A las 7 de la noche los voluntarios llegaron al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, para compartir con padres cuyos hijos están hospitalizados. “Nos encargamos de traerles la palabra de Dios y por añadidura un plato de comida”, dijo Álvaro Quintanilla, coordinador del grupo.

El microbús de la iglesia se movilizó en los alrededores de la colonia Médica, en donde ya se encontraban muchas personas esperando. De hecho, varias saltaron al vehículo tratando de abrir la puerta. Tras un mensaje bíblico, una oración y el acompañamiento de cánticos, repartieron la comida: huevos, frijoles, tamales, tortillas, panes y café.

“El oro no es el metal precioso para nuestro señor, sino nuestra fe”, dijo el predicador de la comunidad.

Álvaro Quintanilla explicó que lo que reparten varía según lo que hayan conseguido como comunidad, ya que repiten los recorridos todos los martes, jueves y sábados, así como días especiales como Navidad y Año Nuevo. También hacen recorridos en Santa Ana, Ilobasco y Cojutepeque. La actividad se realiza desde hace 16 años.

“Cuando las fechas (especiales con los días (normales) se unen, llegamos otro día adicional. Se trata siempre de no parar. Lo único que nos detuvo en una ocasión fue cuando hubo votaciones y no dejaron hacer reuniones, pero de ahí, aunque esté lloviendo, venimos, y si son vacaciones, ampliamos los horarios”, dijo el voluntario.

El último punto del recorrido es el Centro Histórico de San Salvador, donde ya muchas personas se encontraban esperando la llegada del carro.

Aunque cuatro de cada 10 salvadoreños vive en condiciones de pobreza, según los datos del Gobierno, las personas que hacían cola para recibir su cena tienen condiciones más duras; de hecho, en su mayoría se trata de personas que duermen en las calles.

Pese a que algunas personas se quedaron a comer, la mayoría guardaba todo o una parte para poder alimentarse el día siguiente o para compartirlo más adelante.

Llevar alegría y compartir más allá de las barreras económicas es lo que motiva a los voluntarios de la comunidad Salvador del Mundo, según expresó el coordinador. “Ellos nos han enseñado el valor. Entre nosotros hay gente que no tiene mucho y otros que tienen más, pero lo importante es darnos cuenta que no es lo que tenemos lo que importa, sino lo que somos, y eso es lo que nos motiva a venir todas las semanas: el amor que Dios ha puesto en nosotros y que podemos compartir con los demás”, dijo Quintanilla.

Cada noche reparten entre 150 y 200 platos de comida, solo en San Salvador. La comunidad tiene donantes que permanecen anónimos, pero permiten realizar las obras cada semana.

Esta semana, además de los días habituales, los voluntarios saldrán también el domingo en la noche a los tres puntos de la capital.

Tags:

  • navidad
  • altruismo
  • solidaridad
  • salvador del mundo
  • comida
  • cena
  • indigentes

Lee también

Comentarios