Lo más visto

Más de El Salvador

Una ayuda en medio del dolor

Felícita Peñate, ahora viuda de Aguilar, se quedó sola a cargo de José Roberto Aguilar, su hijo menor, quien tiene 37 años y diagnóstico de retraso mental.
Enlace copiado
Enlace copiado
El 23 de abril pasado su esposo, José Alberto Aguilar Escobar, fue atropellado en la carretera Panamericana, cerca de la Basílica de Guadalupe, mientras esperaba el bus que lo llevaría a su trabajo en el mercado Central capitalino. Indicó que el conductor responsable del accidente manejaba a alta velocidad cuando arrolló a Aguilar y le quitó la vida.

Doña Felícita recibió la prestación económica a familiares de víctimas de accidentes viales, entregada ayer por el Fondo de Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito (FONAT). Aseguró que “es una gran ayuda” para ella y su familia.

Sin embargo, la compensación aún es insuficiente. Peñate pide ayuda a instituciones gubernamentales para recibir una pensión de adulto mayor que le ayude a su subsistencia y a la de su hijo. “Yo lo cuido, porque él (José) se cuida como si fuera un niño”, compartió.

Peñate fue una de las 115 personas beneficiadas con la indemnización entregada por el FONAT.

Otro beneficiario fue Carlos Vásquez, quien el 25 de mayo pasado recibió la noticia de la muerte de su mamá, María Inés Pérez, de 71 años de edad.

Pérez iba como pasajera de una mototaxi cuando otro vehículo la sobrepasó, y causó un choque fatal, en el kilómetro 41 de la carretera de Santa Ana.

“La compensación ayuda económicamente, pero el vacío de una mamá nadie lo puede llenar”, dijo, emotivo, Vásquez.

El dolor que siente por el fallecimiento de su madre sigue más allá del accidente. El conductor de la mototaxi era menor de edad, conducía sin licencia y no fue detenido por la policía, por lo que no tuvo oportunidad de seguir algún proceso penal en su contra.

Tags:

  • accidentes
  • FONAT
  • atropellado

Lee también

Comentarios