Lo más visto

“Una democracia sin ética es posible, pero como caricatura”

Enlace copiado
“Una democracia sin ética es posible, pero  como caricatura”

“Una democracia sin ética es posible, pero como caricatura”

Enlace copiado
<p>nacion</p><p> “Ética y democracia en un país en transición” fue el tema de un conversatorio que realizó esta semana el sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que fue desarrollado por Antonio González, un destacado filósofo y teólogo español pensamiento ha estado influenciado por Xavier Zubiri e Ignacio Ellacuría.</p><p>González es autor de importantes reflexiones y escritos, como “El evangelio de la paz y el reinado de Dios”, “La novedad teológica de la filosofía de Zubiri” y “La transformación posible: Socialismo en el siglo XXI.</p><p>Ayer, en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA, González opinó que la ética no es un concepto extraño a la democracia, en la medida en que “la democracia presupone ciertos valores éticos con los cuales funciona mejor cuando esas estructuras están más desarrolladas”.</p><p>Analizó que, a diferencia del animal, el ser humano tiene la capacidad, entre otras cosas, de ponerse en la posición del otro, de valorar las normas, las leyes, de ser capaz de generar el altruismo, de tener en cuenta el interés del otro, lo cual en su conjunto “nos diferencia de los primates”, que prestan atención al resultado y no al proceso.</p><p>“El ser humano no es puramente egoísta, desde muy pronto es capaz de compartir comida mucho más que otros primates, de compartir información, capaz de colaborar”, reflexionó.</p><p>González precisó: “Una democracia sin ética es posible, (pero) como caricatura de la democracia”, y ante eso la ética no resulta como algo abstracto, sino que “concierne a los regímenes políticos, a la misma vida en general y también a las relaciones empresariales e internacionales”.</p><p>“La democracia no solo es política, sino también económica”, dijo para recordar que esto lleva a la igualdad y participación en los derechos económicos, como ocurre en Alemania, donde la ley precisa la participación de los trabajadores en las empresas en un concepto llamado derecho de codecisión. </p><p>La crisis actual en Occidente o en Europa, agregó el filósofo, tiene mucho que ver con una crisis de la democracia en proceso de deterioro, donde el auge del individualismo hace que los valores éticos que presupone la democracia –el valor de la ley– entren en erosión.</p><p>El teólogo es uno de los convencidos de que cuanto mayor sea el presupuesto ético con el que cuenta un pueblo o las mismas religiones, mejor funcionará una democracia. </p><p>“La democracia difícilmente puede pervivir si no hay el sentido básico de la igualdad”, dijo González a modo de advertencia. Al filósofo no le resulta extraño, entonces, que la democracia se encuentre amenazada por la tentación del caudillismo, la cual puede convertirse en un “lastre para la misma democracia”, porque siempre defrauda.</p><h2>Brasil y la India, potencias emergentes</h2><p>Pero en medio de este escenario, González advirtió algunos motivos para reflexionar. Hizo referencia al surgimiento de dos potencias emergentes: Brasil y la India. Dos países, dijo, con pluralismo religioso, donde la democracia está funcionando. Y eso, argumentó, es diferente de lo que ocurre en Occidente en general, donde la crisis de la democracia tiene elementos de crisis religiosas y del fomento del individualismo.</p><p>“Una auténtica religiosidad, una auténtica espiritualidad es una suerte de impulsos éticos capaces de hacer que la gente trascienda y ponga el interés propio en el mismo plano de los demás”, reflexionó.</p><p>En contraste mostró el caso de la República Popular China, que “claramente es una dictadura capitalista dirigida por un partido comunista”, y Rusia, que parece avanzar en ese sentido y que muestra una “transición al capitalismo salvaje”.</p><p>Por ello, concluye: “Estamos en una época de la historia donde ciertas caricaturas de lo que es ser de derecha e izquierda tienen que ser revisadas”.</p><div class="blogBox"></div>

Tags:

  • el-salvador
  • politica

Lee también

Comentarios