Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

La Sección de Probidad de la CSJ ha contratado a siete personas desde el año pasado. Hasta mayo no se habían hecho efectivas 10 plazas anunciadas.
Enlace copiado
Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Una diseñadora de interiores para la oficina de Probidad

Enlace copiado
La Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) contrató en enero del año pasado como auxiliar de oficina a Éthel Andrea Colato, quien, según su currículo, estudia Arquitectura de interiores desde 2011 hasta la fecha.

El manual de puestos de la Sección de Probidad de la Corte describe el cargo de auxiliar de oficina como el “encargado de realizar labores diversas relacionadas con trámites de carácter operativo que requieren algún esfuerzo mental, responsabilidad y discreción”.

Colato, junto con otra persona que ocupa el mismo cargo, es la encargada de ingresar a la base de datos información relacionada con servidores públicos obligados a declarar su patrimonio; la comunicación entre instituciones públicas y la Sección de Probidad, digitar requerimientos a funcionarios que no han cumplido, archivar la información procesada, entre otras funciones.

El manual de cargos de esa oficina establece los siguientes requisitos mínimos para el puesto: poseer título de bachiller, conocimientos de computación y archivo, de dos a cinco años de experiencia en labores de oficina, destreza en el uso de equipo de oficina, alto grado de discreción y lealtad.

La hoja de vida de Colato muestra que sus áreas de experiencia son el diseño de estand, diseño de muebles, diseño de interiores y asistente de recepción. Además, la joven se ha desempeñado como diseñadora navideña de una tienda, diseñadora de muebles para algunos productos comestibles, diseñadora de pasarela, atención al cliente, entre otros.

Fuentes internas de la CSJ afirmaron que el jefe de la Sección de Probidad, Carlos Pineda, pidió expresamente que se le diera la plaza permanente a Colato.

LA PRENSA GRÁFICA solicitó una entrevista con el funcionario para conocer cuál fue el proceso para esa contratación. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota, no hubo respuesta de la oficina de comunicaciones de la CSJ.

La Sección de Probidad ha contratado a tres personas este año; entre ellas, dos colaboradores técnicos y un colaborador jurídico (ver recuadros). El año pasado fueron contratadas otras cuatro personas; entre ellas, un asistente jurídico, un colaborador jurídico y dos auxiliares de oficina, una de ellas Colato, según información entregada gracias a la LAIP.

Déficit

Hasta mayo de este año, esa oficina contaba con un total de 28 empleados públicos, que se encuentran realizando auditorías patrimoniales a más de 400 funcionarios y exfuncionarios.

El jefe de la Sección de Probidad se ha quejado en reiteradas ocasiones de la falta de personal en su oficina y de la enorme carga laboral que tiene al momento. Magistrados han señalado que el retraso en el procesamiento de casos este año se debe a la saturación de trabajo que tiene dicha sección.

El magistrado Rodolfo González anunció en diciembre del año pasado que ya estaban listas las plazas de cinco auditores y cinco investigadores para reforzar a Probidad; sin embargo, hasta mayo de este año las vacantes no habían sido llenadas.

Según consta en un memorando suscrito por el jefe de la Sección de Probidad, actualmente la oficina se encuentra en medio de la implementación de una consultoría realizada por Checchi and Company Consulting, en la que se establece la revisión y la actualización del manual de descripción de puestos, pues el actual data de 2003.
 

Tags:

  • probidad
  • contrataciones
  • corte
  • csj
  • abogado
  • pineda
  • informes
  • patrimonio
  • enriquecimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter