Lo más visto

Más de El Salvador

Una escuela para aprender haciendo en cantón El Triunfo

La cooperación de Alemania otorga unos $10,000 para implementar novedosos sistemas agrícolas que generen ingresos familiares. La alcaldía da contrapartida.
Enlace copiado
Inversión.  La cooperación alemana ha otorgado $10,000 para el proyecto de Escuela de Campo y la alcaldía unos $2,000.

Inversión. La cooperación alemana ha otorgado $10,000 para el proyecto de Escuela de Campo y la alcaldía unos $2,000.

Enlace copiado

En un campo polvoso gris se levantan como iglús alargados cuatro estructuras blancas cubiertas en su totalidad, arqueadas, protegiendo en su interior plantitas de tomate sembradas por pobladores de El Triunfo, un cantón de San Bartolomé Perulapía (Cuscatlán).

Pero no solo hay plantas; en otro macrotúnel se instala un sistema hidropónico para agua recirculante con tubería en banco, y otro tipo A, un tema novedoso para los participantes del proyecto Escuela de Campo en cantón El triunfo, que tiene a su base la metodología Aprender Haciendo.

La meta es producir lechuga, cilantro y otras especies de porte bajo que aprovechan el movimiento del agua.

En el tercer macrotúnel habrá producción orgánica de especies nativas de valor comercial, como ejote, ayote y pipián. El que tiene las plantitas de tomate posee además sistema de riego por goteo, así como para las de chile.

Yessenia Alonso, de 39 años, es una de las involucradas en esta Escuela de Campo, lo que para ella "es una buena enseñanza, una buena oportunidad de desarrollarlo en nuestros hogares. De aquí voy con un conocimiento amplio". En su casa, en el cantón El Triunfo, le "gustaría sembrar tomate y chile, que es rentable, tiene bastante demanda".

Este proyecto fue visitado recientemente por representantes de la cooperación de Alemania en El Salvador, el mismo día de la inauguración de una casa comunitaria en Bosques de Perulapía, de San Bartolomé Perulapía.

Sobre la Escuela de Campo, Norbert Eirlech, jefe de la cooperación alemana, manifestó que "son iniciativas de jóvenes que han tenido contacto con la violencia, pero que buscaban una forma de emprendedurismo. Ellos cultivan sus productos y tienen un ingreso para sus familias".

Según Héctor Martínez, encargado del proyecto agrícola, hay 12 participantes activos, luego de iniciar con una prueba de campo en septiembre de 2019 con 15 jóvenes que hicieron una plantación de rábano.

Las clases de la Escuela de Campo se imparten lunes y jueves, agregando a esas jornadas las labores de cultivo, cuido, abono, riego de las plantas y otros.

"Ya el grupo de la primera fase se involucró de lleno. La primera producción sale en dos meses", afirmó Jason Mártir, coordinador de la Unidad de Desarrollo Económico Local de la alcaldía.

La producción de hortalizas hidropónicas (de buenas prácticas agrícolas y manufactura limpia) se colocará en un mercadito de San Bartolomé Perulapía para ayudar a las economías familiares.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines