Una hora para salir de Soya

Enlace copiado
Colapso.  Salir hacia el bulevar del Ejército fue un caos para el transporte público de Soyapango ayer.

Colapso. Salir hacia el bulevar del Ejército fue un caos para el transporte público de Soyapango ayer.

Una hora para salir de Soya

Una hora para salir de Soya

Enlace copiado
Hora: 5:15 de la mañana. Lugar de salida: urbanización Bosques de Prusia, Soyapango.

Hace una semana, el Viceministerio de Transporte anunció los cambios de rutas en Soyapango. Unos por aquí, otros por allá. Desvío por aquí, desvío por allá. “Ya quiero ver esa cola”, me dijo un hermano. “Hay que levantarse más temprano”, me dijo mi mamá. “Esa va a ser cola eterna si hacen que los buses se desvíen buscando el punto de la 7”, dije yo. El día D del re(des)ordenamiento de rutas del VMT llegó. Y no pintó bien.

Véase en Mediacenter.

5:15 de la mañana. Quince minutos antes de la hora de salida habitual. Por lo general, la 7-C ya ha hecho tres paradas para que suba la gente antes de llegar a donde espero. En esas mismas tres, usualmente el bus llena los asientos y quedan dos o tres personas de pie. Hoy, tras tres paradas, la gente ya casi va en las puertas.

Sí, como dijo mi madre, todos madrugaron. Sí, como dijo mi hermano, al llegar al punto de la 7 era imposible no ver la cola. Sí, como lo había imaginado, la cola se hizo eterna.

Hora: 5:20 de la mañana. Salida de Los Santos I.

Usualmente a esta hora todavía se podía transitar con uno que otro vehículo. El nudo de la Plaza Soyapango todavía no había hecho cola. Hoy, la cola ya llegó a Los Santos. Empieza el calvario. La gente ya borró el “casi” y ya va colgada de las puertas. Un estudiante no alcanza a subirse al bus porque ya no queda espacio donde pueda colgarse y solo alcanza a gritar “m...”. Quién sabe a qué hora llegará.

En el bus, apretujados. Miradas curiosas y perdidas. La gente todavía se pregunta por dónde se va a ir. Unos segundos después se enteran cuando un oficial de Tránsito hace la indicación y desvía el bus hacia la avenida San José, buscando el punto de la ruta 7. Ahí, en el redondel, empieza la cola.

Hora: 5:30 de la mañana. Punto de buses de la ruta 7.

Hace 10 minutos nos pegamos a la cola. Diez minutos después todavía no llegamos ni siquiera a la cruz calle del semáforo donde se unen la calle Roosevelt con la avenida Tesak. Voy bien. Quizá avanza rápido.

Hora: 5:45 de la mañana. Bodega de Pepsi.

Hace casi media hora nos pegamos a la cola. Hace un cuarto de hora pensé que quizá avanzaba rápido. Hace 10 minutos la gente se comenzó a bajar del bus para caminar. Hace 5 minutos se bajó la señora a la que, sin querer, le iba restregando la mochila en el rostro. Me pude sentar. Hace 1 minuto, una voz femenina detrás mío dice a su interlocutor: “¿Y si nos vamos en el SITRAMSS?”

Hora: 6:05 de la mañana. Redondel Diana.

Según Google Maps, de mi casa al redondel Diana hay 2.4 kilómetros. Hey, ¿acaso no era este el mismo espacio que caminaba cuando comenzaron a construir los carriles segregados del SITRAMSS y remodelaron los pasos a desnivel? Sí, es el mismo recorrido que hacía a pie en 25 minutos. Hoy ya llevo 45. Mucha gente ya se bajó del bus. Otros encontraron asiento. Su destino, más allá de Soyapango los espera.

Una vez superado el embudo del redondel Diana –donde hay un solo carril para que se incorporen todos los micros y todos los buses que vienen de Soyapango y todos los micros y todos los buses que vienen de Las Brisas y del Matazano–... Hey, si aquí también pasan todos los buses que vienen de oriente. En el bulevar del Ejército. Ese animal por el que transitan los buses que vienen de oriente, todos los que salen de Soyapango y sin contar todos los carros también.

Hora: 6:15 de la mañana. Semáforo de Walmart.

Cincuenta y cinco minutos después... Sigo en Soyapango. Ahí enfrente va otra 7-C. A lo mejor en esa ha de ir mi hermano que salió 10 minutos antes que yo.

Hora: 7:05 de la mañana. UES.

El bulevar estaba un tanto más despejado. Claro, todos están atorados intentando pasar por el embudo del redondel Diana, en Soyapango, más atrás. Los que pasan, como gotas, llegan a la terminal de oriente y ahí se atascan otra vez porque solo hay un carril para pasar enfrente del ITEXSAL y de La Tiendona. Al final, 1 hora con 45 minutos después, he llegado. Tarde pero llegué. ¿A qué hora habrá llegado el que se bajó a agarrar el SITRAMSS? ¿A qué hora habrá llegado el que se bajó a caminar? No lo sé. Solo sé que mañana, a poner el despertador más temprano. Otra vez.

 

Tags:

  • vmt
  • cambio de rutas
  • soyapango
  • redondel diana
  • sitramss

Lee también

Comentarios

Newsletter