El Salvador  / judicial ELECCIÓN DE CANDIDATOS A MAGISTRADOS DE CSJ

Una juerga de abogados antes de la elección

Los últimos tonos naranja del sol advertían la caída de la tarde, el jueves. En la terraza principal de un lujoso sitio de eventos ubicado en El Boquerón se preparaban las últimas mesas, se movían las últimas cajas de licor, los meseros se terminaban de vestir y el DJ hacía sonar una salsa que coreaba “Noches de fantasía”.
Enlace copiado
Una juerga de abogados antes de la elección

Una juerga de abogados antes de la elección

Enlace copiado

Los encargados acomodaron espacios para alrededor de 500 personas, en mesas con manteles rojos y blancos, junto a tres estaciones de comida. Era la fiesta de la Unidad de Abogados por la Justicia y la Democracia (UNAJUD), el brazo del FMLN en el gremio de abogados, que en colaboración con la Asociación de Abogados de Oriente y su símil de La Libertad realizaron el jueves pasado el cierre de campaña de sus candidatos para llegar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).Los primeros abogados empezaron a llegar a eso de las 5 de la tarde. La invitación de la fiesta puso énfasis en que debían llegar al lugar portando traje de gala. Así obedecieron litigantes, funcionarios judiciales, miembros del Gabinete de Gobierno, representantes legales de instituciones públicas, entre otros.

FEDAES ofrece devolver la credibilidad en la elección de candidatos a magistrados de la Corte Suprema

El primero de los precandidatos en llegar fue el director de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), Jaime Martínez. El funcionario llegó a eso de las 6 de la tarde, saludó a los primeros abogados en la entrada y dejó a dos miembros de su escolta en la entrada a la terraza para entregar unos pequeños calendarios con su foto.

Cuando el sol todavía no se ocultaba, se escuchó el primer llamado por micrófono. El aviso fue para evitar a los colados y ratificar la jerga militante: “Compañeros y compañeras, se les pide que se inscriban en la entrada, ahí se les dará el ticket de comida”, dijo una mujer.

Los abogados empezaban ya a intercalar pasos de baile mientras caminaban, calentaban motores, cuando llegó el segundo aviso. Esta vez a cargo de un hombre: “Para los que ya tienen sed, tenemos habilitadas dos cantinas. Ahí donde está el compañero Roberto. La otra está acá donde las señoritas, identifíquenlas por las botellas”.

El hombre a penas había finalizado su corta alocución cuando cerca de 50 abogados se apretujaron en una fila para recibir su dosis de alcohol.

La fiesta estaba por comenzar. En las letras neón en la pista de baile se leía: “Por la dignificación de la justicia y la abogacía”. Poco a poco fueron llegando los demás precandidatos. Varios llegaron en camionetas de lujo, algunos asistidos con escoltas pagados con fondos públicos.

La fila estelar la encabezó Hérbert Amaya, el actual presidente de UNAJUD y asesor de la bancada legislativa del FMLN. Detrás de él fueron entrando otros candidatos vinculados al Gobierno: el presidente del Centro Nacional de Registro (CNR), Rogelio Canales, quien coordinó un movimiento que respaldó la candidatura presidencial del FMLN en 2014; el exmagistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Ulises Rivas; entre otros. Faltaban 10 minutos para las 8 de la noche, cuando la mujer que habló al principio empezó a pedir a los invitados que se sentaran. Había llegado el momento de la última presentación de los precandidatos ante sus asociaciones.

Nueve de los 11 precandidatos se alinearon en la pista de baile. El actual Inspector de Seguridad Pública, Tito Zelada, quien fue removido del CNJ por su vinculación al FMLN, tomó el micrófono e inició una arenga que contrasta con el tono sereno con el a menudo se ha presentado al público.

“Nos quisieron sacar, no pudieron, no pudieron, y menos van a evitar con su voto que lleguemos los 11... Somos abogados y les demostramos que los dichosos filtros no eran más que actos arbitrarios y temores a estos hombres”, dijo Zelada, el mismo que en junio de 2012 pidió apoyo para Salvador Sánchez Cerén con la frase: “Por eso, compañeros, cuando alguna boca chuca quiera poner en duda el triunfo de Sánchez Cerén no nos quedemos callados, compañeros, digámosles quién es”.

El gremio de abogados se paró de sus asientos y lo vitoreó. Aplaudían al final de cada frase. Los abogados que recién salían de las filas en las cantinas levantaban los vasos como señal de aprobación, mientras otros salían al parqueo a buscar las botellas que tenían en sus vehículos.

“Les prometí que íbamos a estar alegres, les prometí que íbamos a tener mariachi, les prometí que íbamos a bailar hasta el amanecer. ¡Y que vengan los mariachis! ¡Vámonossss!”, gritó Zelada.

La misma mujer volvió a pedir la atención de los invitados: “Las mujeres queremos pedirle al licenciado Martínez, Rivas y Zelada que nos dediquen una canción con el mariachi”. El trío de abogados se acercó a la pista de baile y a una sola voz iniciaron “Mujeres divinas”.

Lee también

Comentarios

Newsletter