Lo más visto

Una madre con suficiente amor para trabajar por niños con síndrome Down

Enlace copiado
Madre. Alcira Martínez tiene dos hijos con discapacidad y es la vicepresidenta de la Fundación Sonrisas Down El Salvador, que trabaja en beneficio de las personas con el mismo síndrome. Las satisfacciones que recibe valen la pena por todo el trabajo que realiza, afirma.

Madre. Alcira Martínez tiene dos hijos con discapacidad y es la vicepresidenta de la Fundación Sonrisas Down El Salvador, que trabaja en beneficio de las personas con el mismo síndrome. Las satisfacciones que recibe valen la pena por todo el trabajo que realiza, afirma.

Una madre con suficiente amor para trabajar por niños con síndrome Down

Una madre con suficiente amor para trabajar por niños con síndrome Down

Enlace copiado
Tener un hijo con discapacidad no es una situación fácil; tener a dos en dicha condición es una tarea doblemente nada fácil. Pero tener dos hijos con discapacidad y aún así también tiempo para trabajar en una fundación que apoya a personas con síndrome Down es una tarea admirable.

Esa es la vida de la santaneca Alcira Martínez, una profesional en Química y Farmacia, a quien la vida le ha dado el cuido de dos hijos con discapacidad: un niño, Francisco, de 17 años que por nacer prematuro quedó con discapacidad intelectual; y una niña, Alejandra, de cuatro años que nació con síndrome Down.

Precisamente el nacimiento de su hija la motivó a fundar, junto a otros padres de niños con síndrome Down, una institución en la zona occidental del país donde se brinda la atención integral que necesitan las personas con este síndrome.

Fue así que nació la Fundación Sonrisas Down El Salvador, de la cual Alcira Martínez es actualmente su vicepresidenta, y con la que trabaja de manera activa para dar una mejor vida a las personas por las que comenzaron a operar.

“Nació en un grupo que nos involucramos más, queríamos hacer algo más grande, algo que nos permitiera poder ayudar no solo a nuestros hijos, sino a todas las personas con síndrome de Down de occidente, desde que nacen y aún a los que están en la etapa adulta, ayudarlos a poder desarrollarse como ellos pueden hacerlo. Con una fundación legalmente establecida era mucho más fácil, así nació la idea”, cuenta la madre de Francisco y Alejandra.

Martínez dice que su experiencia en el día a día con sus hijos también la pone en práctica con su trabajo en la fundación, agregando que la tarea no ha sido fácil, más si se toma en cuenta que debe cumplir con sus obligaciones laborales en una farmacia del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Sin embargo, cada logro de sus hijos y de los miembros de la fundación hacen que valga la pena.

“Es un poco complicado, los padres que tienen un hijo con discapacidad, cualquiera que sea, saben que es complicado poder llevar a cabo una vida completamente normal. El hijo con discapacidad necesita más apoyo, más atenciones, más estímulo; tener dos hijos con discapacidad, ha sido bastante difícil”, sostiene.

Esta santaneca de bien asegura que la vida que ha llevado desde que se convirtió en madre “no ha sido nada fácil”, pero que no se arrepiente de nada y que su mayor satisfacción es ver los avances que tienen sus hijos y el trabajo que ahora realiza la fundación.

“A la vez que ha sido difícil, un poquito difícil, también ha sido satisfactorio porque yo veo a mis hijos y veo solamente dos niños, un joven de 17 años, que tiene como cualquiera gustos, aficiones, ilusiones, sueños; y mi hijita que va en ese camino; es una niña que enamora a cualquiera que la conoce”, señala la profesional.

Alcira dice que el trabajo con la Fundación Sonrisas no solo es para dar una atención integral a las personas con síndrome Down, sino también para cambiar el estigma que aún persiste en la sociedad para con las personas con dicho sídrome.

“Por eso estamos luchando, por acabar con este estigma, por la inclusión de una persona con síndrome Down en la sociedad, en todo aspecto de la sociedad. Nació en mí el deseo de ayudar, de involucrarme”, consideró.

Tags:

  • Santaneca de bien
  • madre
  • Down

Lee también

Comentarios