Una pandilla extorsiona con cartas en Opico

El escrito lo recibieron en agosto los negocios del centro de San Juan Opico (La Libertad). La clica que opera en la zona exigió entre $300 y $1,200 a cambio de no matar a los comerciantes. Las víctimas no confían en policía local y prefieren pagar a la pandilla.
Enlace copiado
Las flores.  Las personas que han sido extorsionadas aseguran que la pandilla opera en el barrio Las Flores, de San Juan Opico. La carta indica que la “renta” se lleve a ese lugar.

Las flores. Las personas que han sido extorsionadas aseguran que la pandilla opera en el barrio Las Flores, de San Juan Opico. La carta indica que la “renta” se lleve a ese lugar.

Una pandilla extorsiona con cartas en Opico

Una pandilla extorsiona con cartas en Opico

Enlace copiado
<p>judicial</p><p>La mayoría de comerciantes que tienen negocios en el centro del municipio de San Juan Opico, al norte de La Libertad, encontraron las hojas de cuaderno sobre el piso de sus locales a principios de agosto pasado, justo cuando se disponían a iniciar labores. Era una carta escrita a mano, donde pandilleros les exigían entregar $300 o $1,200, dependiendo del tamaño del negocio. Contenía indicaciones con el día, la hora y el lugar donde se debía entregar el dinero de la “renta”. </p><p>La carta iniciaba con un respetuoso “atentamente”, seguido por el seudónimo de quien “corre el programa” de la pandilla (es decir, que traslada las órdenes de los cabecillas que están presos) en esa parte del municipio: el “Espanto”.</p><p>El pandillero decía representar a la clica los Opicos Locos y amenazaba con matar a los comerciantes o a sus familias si no “tenían respuesta” a la petición.</p><p>“El ‘Cyronman’ nos ha dado la orden que si nuevamente no tenemos respuesta no te perdonemos la vida. A nosotros no nos costaría, estos días te hemos seguido, sabemos cómo se mueven y sabemos que te podemos dar donde más te duele”, reza la parte central de la carta.</p><p>Los negocios que fueron sorprendidos con la carta están ubicados en los barrios El Centro, El Calvario y Las Flores. Se trata de unas 15 cuadras abarrotadas de locales donde hay ferreterías, librerías, bancos, ventas de celulares, productos de primera necesidad, agroservicios y otros que albergan a pequeños negocios.</p><p>Los extorsionados dicen conocer a las personas que se adjudican la autoría de la carta. La mayoría ubica a los pandilleros en el barrio Las Flores, el cual colinda con el centro de la ciudad. </p><p>“En este barrio está el centro de operaciones de uno de los grupos de extorsión que está afectando a toda la gente. Este es el centro de operaciones”, dice uno de los comerciantes, mientras dibuja un croquis del municipio en una hoja de papel bond y señala con un dedo la parte que representa al barrio Las Flores. Son unas ocho cuadras de Opico. </p><p>Las víctimas dicen que en ese sitio inició la exigencia por parte de los pandilleros, hace algunos meses. “Comenzaron en el lugar donde ellos se concentran. Allí pagan extorsión hasta los trabajadores particulares, aunque no tengan negocios. Ahora ya avanzaron hacia el centro del municipio”, explica otra de las personas a quien le pidieron casi $1,000 a cambio de no matarlo. </p><p>En una parte de la carta, el “Espanto” promete que se tratará de un único pago. Según algunos negociantes, varias personas cedieron ante la amenaza y siguieron al pie de la letra las indicaciones para entregar el dinero de la extorsión. </p><p>Los más conservadores hablan de que el grupo ha recogido $50,000 por miedo a las amenazas de las cartas, giradas a los comercios hace casi dos meses.</p><p>La letra, en los escritos, es la misma. El responsable de redactarlas las hizo casi iguales, pero se cuidó de personalizarlas para generar más temor, según los negociantes que las han recibido.</p><p>“Es el mismo cuaderno al que le han arrancado las páginas para hacerlas. Nos hemos reunido y las comparamos, son completamente iguales”, señala otra persona, que asegura haber visto varias de las amenazas escritas. </p><p>Los comerciantes que no han efectuado el pago que les exigieron los pandilleros viven en constante zozobra. “Acá la pasamos pendientes, esperando que en cualquier momento entre cualquiera y nos haga algo. Si yo no he pagado es porque no tengo el dinero”, dice un hombre, parado en el centro de su negocio.</p><p>Otro hombre asegura que en el local donde trabaja atendiendo clientes no han recibido ningún escrito, pero confirma que ha escuchado sobre la exigencia en el resto de comercios.</p><p>“El dueño me ha dicho que el día en que pase eso acá, va a cerrar el negocio. Así como están las cosas, que casi no se vende, no se puede acceder a lo que ellos (pandilleros) piden”, asegura.</p><h2> Desconfianza en Policía</h2><p>Los negociantes dudan de la rectitud de los agentes de la policía que están asignados a la subdelegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Juan Opico.</p><p>De acuerdo con los comerciantes, varias personas denunciaron que eran víctimas de extorsión, pero el día en que se efectuó un operativo policial para capturar a los supuestos responsables no encontraron a nadie en sus casas. Los vecinos hablan de filtración.</p><p>El supuesto nexo entre agentes y pandilleros es conocido por los habitantes de San Juan Opico. Según los testimonios, un empresario que se dedicaba a transportar personas con un pick up y un concejal de la alcaldía también fueron víctimas de ese vínculo.</p><p>Según el relato de los comerciantes, los dos hombres, junto con dos adolescentes, salieron del pueblo el pasado 25 de febrero hacia el parque nacional El Boquerón, en el volcán de San Salvador, y ya no regresaron. Aseguran que uno de los desaparecidos había vinculado a un policía con el grupo de pandilleros que extorsionan. </p><p>El caso fue publicado por LA PRENSA GRÁFICA tres días después. El inspector jefe de la delegación de Quezaltepeque de la PNC, Vladimir Ernesto Vásquez Castaneda, confirmó la desaparición del grupo en El Boquerón. </p><p>Se intentó conseguir la posición de las autoridades policiales para indagar sobre una posible conexión entre pandilleros y agentes de Opico, pero no se obtuvo respuesta. </p><p>La carta que envió la pandilla a los negociantes de San Juan Opico cierra así: “Si todo sale bien, de antemano les agradecemos y no tengan miedo. Desde el momento en que nos colaboren son nuestros aliados y no les puede pasar nada. Su colaboración es una vez, se los prometemos, y recuerden, nosotros no perdonamos ni olvidamos”. </p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p><p></p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter