Una voluntaria japonesa que ayuda en FUNTER y surfea en El Tunco

Enlace copiado
Asistencia muy valiosa. Chihiro Yoshino ha ayudado a muchas personas a rehabilitarse en FUNTER, aplicando técnicas de fisioterapia que ha adquirido en su país, Japón. Ella es parte del grupo de voluntarios nipones desplegados en nuestro país.

Asistencia muy valiosa. Chihiro Yoshino ha ayudado a muchas personas a rehabilitarse en FUNTER, aplicando técnicas de fisioterapia que ha adquirido en su país, Japón. Ella es parte del grupo de voluntarios nipones desplegados en nuestro país.

Una voluntaria japonesa que ayuda en FUNTER y surfea en El Tunco

Una voluntaria japonesa que ayuda en FUNTER y surfea en El Tunco

Enlace copiado
Su nombre es Chihiro Yoshino, una chica de más de 1.70 metros de altura y una discreta sonrisa. Desde el segundo semestre de 2014 es parte del equipo de la Fundación Teletón Pro Rehabilitación (FUNTER), como fisioterapista.

Yoshino nació el 17 de mayo de 1986 en la isla de Shikoku, una de las principales que conforman Japón. Es parte del Programa de Voluntarios Japoneses para la Cooperación con el Extranjero, dirigido por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).

La japonesa de 29 años comenta que su pasión por ayudar a sus semejantes la llevó a querer entrar al programa de voluntarios, el cual conoció a través de un compañero de trabajo. “Yo tengo un compañero que me contaba cómo es ser voluntario y al escuchar sus historias, de los voluntarios, decidí ser voluntario yo también y fue de esa manera que apliqué para ser uno de ellos”, contó la extranjera.

Al saber en qué país realizaría su voluntariado se desanimó en un primer momento debido a las noticias negativas que logró recoger sobre su destino: El Salvador. Sin embargo, a pesar de la información obtenida en la internet, no menguó su alegría por viajar en avión más de 16 horas.

“Al principio yo quería ir a Estados Unidos o algún otro país, pero JICA dijo que no. Vi noticias de violencia en El Salvador y me asusté, pero soy de carácter fuerte y me dispuse a venir a ayudar en fisioterapia”, afirma.

Junto a las noticias malas encontró algo que le llama poderosamente su atención, y que es de su gusto: El Salvador tiene una de las playas imán para los surfistas. “También vi que aquí estaba la playa El Tunco y decía que era de las mejores del mundo para practicar el surf, algo que me gusta hacer mucho”, dijo Yoshino.

Su voluntariado lo desarrolla en FUNTER (La Libertad), ayudando a los pacientes en sus sesiones de fisioterapia, además de apoyar a sus colegas enseñándoles técnicas para brindar las rehabilitaciones.

“Estoy acá para enseñar sobre técnicas que se utilizan en Japón sobre la fisioterapia. Estoy viendo algunos pacientes y acompañando a compañeros y algunas veces les brindo alguna charla o capacitación”, explicó la japonesa, añadiendo que ha visitado departamentos como Sonsonate y San Miguel, donde también ha ofrecido sus conocimientos.

Entre sus pacientes se encuentra Rafael Martínez, quien en agosto del año pasado sufrió un accidente cerebrovascular que lo dejó inmovilizado, pero con la ayuda de Yoshino ha logrado volver a caminar.

“Le agradecemos mucho a la señorita Yoshino. Lo único que a veces es impedimento es el lenguaje (japonés) pero ella es una excelente profesional y excelente persona. Gracias a FUNTER por tener a una persona como ella”, comentó la esposa de Rafael, Alicia de Martínez.

Yoshino casi se retira de El Salvador. Mientras llega la fecha seguirá ayudando en lo que se pueda a los salvadoreños que la necesitan en FUNTER. Reconoció que extrañará este país.

“Voy a extrañar todo, su comida, las pupusas, las enchiladas y (la playa) El Tunco, pero sobre todo a sus personas. Y cuando llegue a Japón contaré lo bonito que es aquí”, dijo Yoshino al despedirse para ayudar a un nuevo paciente.

Tags:

  • Extranjera de bien
  • fisioterapista

Lee también

Comentarios

Newsletter