Loading...

De vender lotería a preparar quesadillas. Así se ha reinventado un joven ante la situación en El Salvador

Jonathan Matamoros se graduó de técnico en periodismo, pero hasta ahora no ha ejercido su profesión.

Enlace copiado
Elaboración.  Jonathan se levanta todos los días  a las 3 de la madrugada para comenzar con la preparación de las quesadillas.

Elaboración. Jonathan se levanta todos los días a las 3 de la madrugada para comenzar con la preparación de las quesadillas.

Enlace copiado

Cuando el reloj marca las 3 de la madrugada, Jonathan Matamoros, de 35 años, inicia su jornada laboral diaria. Comienza limpiando el horno y las latas para cocinar más de dos docenas de quesadillas.

Tres horas depués, las quesadillas están listas y Jonathan se prepara para salir a venderlas de manera ambulante en la colonia Carrillo de Ahuachapán y sus alrededores.

Jonathan no es panadero, hace nueve años se graduó como técnico en periodismo, de una universidad privada de San Salvador, pero ante la falta de oportunidades laborales decidió reinventarse y emprender su propio negocio de elaboración de quesadillas.

"Me gradué en el 2012 y todo este tiempo he estado mandando mi hoja de vida a distintas empresas y medios de comunicación, pero no me ha salido ninguna oportunidad, entonces quise emprender en este negocio de las quesadillas y me ha funcionado; sin embargo, no me olvido del sueño de todo comunicador que es ejercer", expresó el emprendedor.

Antes de dedicarse a la venta de quesadillas, Jonathan se ganaba la vida vendiendo boletos de lotería, pero luego que el Gobierno decretara la cuarentena domiciliar en el país debido a la pandemia del covid-19, tuvo que reinventarse y fue así que decidió emprender el negocio de las quesadillas trabajando desde su casa.

"Gracias a este negocio es que yo he podido ir pasando el día y salir adelante", aseguró Jonathan, quien no pierde las esperanzas de que algún día alguien confíe en él y en su potencial y pueda laborar para un canal de televisión o redactar para un periódico de circulación nacional.

El emprendedor aseguró que mientras ese día no llegue se dedicará a hacer crecer su negocio. Con esta finalidad también ha comenzado a hornear pan francés, flautas y variedad de pan dulce. Además, ofrece repostería por encargos.

"Con mi familia somos clientes frecuentes, hemos visto a este joven emprender trabajar fuerte y estamos satisfechos con el producto porque es muy bueno, y de excelente calidad", expresó Julio César Mejía, un cliente frecuente de Jonathan.

María Matamoros, madre de Jonathan, manifestó su satisfacción por el desempeño de su hijo, ya que a pesar de las adversidades no ha decaído y ha buscado los medios para salir adelante.

Aunque recordó que para ella fue muy díficil poder pagarle sus estudios universitarios, debido a su situación económica.

"Mi mayor ilusión es verlo trabajando un día en la profesión que sacó. Para mi fue bastante difícil sacarlo adelante porque a una de pobre le cuesta pagar la universidad", manifestó la mujer.

Ambulante. El emprendendor además sale a vender sus quesadillas en la colonia donde reside. También elabora pan francés y dulce.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines