“Uno de padre es el último en enterarse en qué andan los hijos”

Cuatro jóvenes fueron sacados de sus viviendas por hombres vestidos como policías.
Enlace copiado
“Uno de padre es el último en enterarse en qué andan los hijos”

“Uno de padre es el último en enterarse en qué andan los hijos”

“Uno de padre es el último en enterarse en qué andan los hijos”

“Uno de padre es el último en enterarse en qué andan los hijos”

Enlace copiado
La Policía Nacional Civil (PNC) aseguró que las víctimas del cuádruple homicidio ocurrido este miércoles en el cantón Palo Negro del municipio de Coatepeque, Santa Ana, eran pandilleros.

Los cuatro jóvenes, cuyos cuerpos fueron localizados entre cultivos de maíz a un costado del kilómetro 44 de la carretera de Santa Ana a San Salvador, estaban fichados por la Policía como miembros de una pandilla del municipio de El Porvenir, donde residían.

Las víctimas del múltiple crimen fueron identificadas por la PNC como Diego Alexánder Cruz Morales, de 16 años; Carlos Edenilson Rivas González, también de 16; Gilberto Antonio Linares Guevara, de 18; y René Godoy, de 17.

Según las primeras investigaciones, los cuatro fueron sacados de sus viviendas, en la colonia San Francisco, entre el domingo en la noche y el lunes en la madrugada. Familiares de los jóvenes manifestaron que hombres que vestían como policías y con el rostro cubierto fueron los que llegaron a las viviendas y dijeron que los jóvenes serían detenidos y llevados a la delegación policial de Santa Ana, que allí los podrían llegar a buscar el lunes por la mañana.

“Solo estaba mi señora con mis demás hijos y el cipote que se llevaron. De la casa lo fueron a sacar, según dice mi señora, fueron hombres vestidos de policía con armas largas, fue el domingo para amanecer lunes, de allí eran todos de la colonia San Francisco”, dijo un pariente de una de las víctimas.

Esta versión fue confirmada por el jefe de operaciones de la PNC en Santa Ana, Steward Marroquín, quien descartó que se haya tratado de un operativo policial, sino, que, según él, pudieron ser pandilleros rivales quienes vestidos como policías cometieron el cuádruple crimen.

Marroquín sostuvo que una de las hipótesis más fuertes en torno al caso es que pudo tratarse de rivalidad entre pandillas contrarias, aunque tampoco descartan que pueda ser una purga entre los miembros de la misma estructura.

“Hoy los delincuentes se disfrazan con ropas oscuras y simulan ser policías, pero se comprobó que ninguna unidad policial andaba haciendo ningún tipo de operativos, allanamientos o algún tipo de captura en la zona”, aseguró el jefe policial, quien también agregó que “un par de ellos tenían tatuajes alusivos a la pandilla”.

Sobre los señalamientos de que las víctimas pertenecían a una pandilla, el familiar de uno de los jóvenes asesinados solamente comentó: “Uno de padre es el último en darse cuenta en lo que andan metidos los hijos”.

Tags:

  • homicidios
  • violencia
  • inseguridad
  • masacres
  • pandillas

Lee también

Comentarios

Newsletter