Lo más visto

Usuaria denuncia cobro de ANDA por $1,455

El servicio le fue suspendido desde 2015 debido a que no pudo cancelar cobros excesivos, pero las facturas continúan llegando con más recargos.
Enlace copiado
Zelma Carina Barahona  dice que tras la suspensión del servicio de agua potable, debe comprarla a pipas de particulares.

Zelma Carina Barahona dice que tras la suspensión del servicio de agua potable, debe comprarla a pipas de particulares.

Enlace copiado
Zelma Carina Barahona, residente en el barrio El Calvario de San Vicente, denunció ayer que la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) le está cobrando $1,455.62 por servicio de agua domiciliar, aunque este fue desconectado en su vivienda.

Según dijo, vive sola y en su casa solo posee una pila pequeña, por lo que no ha consumido el agua que le facturan; a juicio de Barahona, el cobro es injusto y agrega que no puede cancelar porque no cuenta con la cantidad de dinero que le exigen.

Las facturas con saldos altos empezaron a llegarle en 2015, unas de $400 hasta alcanzar los $1,200, por lo que ya no pudo cancelar el servicio y este le fue suspendido a medio año, pero los recibos todavía le llegan.

“Yo pagaba $7 o $10, y a veces hasta $20, y estaba al día, pero después comenzaron a venir esas grandes cantidades. Fui a la oficina de ANDA aquí, en San Vicente, pero solo decían que tenía que pagar. Pedí una inspección, dijeron que no podían entrar a las casas, luego me ofrecieron plan de pagos de $400 mensuales, pero yo no pude. Desde 2015 tengo suspendido el servicio, pero las facturas siempre llegan”, expresó la vicentina.

Doña Zelma pidió a las autoridades de ANDA que retomen su caso y le brinden una solución, ya que necesita el suministro de agua en su casa, pues actualmente debe comprar el líquido a pipas particulares.

“Hago un llamado al señor Marcos Fortín (presidente de ANDA) para que se analice mi caso. Necesito reconectar el servicio de agua pero no puedo pagar eso que facturan. Yo no he gastado todo lo que me están cobrando”, reiteró la señora.

Hace dos meses don Tito de Jesús Martínez, otro vicentino, también denunció que la autónoma le estaba cobrando $2,484.94, y días después, en audiencia realizada por la Defensoría del Consumidor y la ANDA, se resolvió a bien la situación del usuario.

“El caso de don Tito que ustedes dieron a conocer en LA PRENSA GRÁFICA me animó a hacer público mi problema”, comentó doña Zelma.

El periódico buscó una versión sobre el caso en ANDA San Vicente, pero nadie quiso hablar.
 

Lee también

Comentarios