“Va a venir, pero para mí ya es santo”

Conmemoran aniversario del martirio del arzobispo de San Salvador en la espera de que las máximas autoridades de la Iglesia católica realicen con prontitud su canonización.
Enlace copiado
Recordado  El Vaticano recordó el 37.º aniversario del beato Óscar Romero. Varios mensaje se expresaron para recordar al mártir.

Recordado El Vaticano recordó el 37.º aniversario del beato Óscar Romero. Varios mensaje se expresaron para recordar al mártir.

“Va a venir, pero para mí ya es santo”

“Va a venir, pero para mí ya es santo”

Enlace copiado
La capilla del hospital de la Divina Providencia, lugar en el que fue asesinado Monseñor Óscar Arnulfo Romero el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba la eucaristía, no daba abasto para los feligreses que llegaron a conmemorar el 37.º aniversario de su muerte, por la que fue declarado mártir y posteriormente fue beatificado en mayo de 2015.

Para la mayoría el mártir ya es un santo y la canonización es solo un proceso jurídico. De diferentes partes del país llegaron decenas de personas para participar de la misa y posterior peregrinación organizada por el Comité Nacional Monseñor Romero, que se realiza desde el primer aniversario en 1981 aun cuando había estado de sitio impuesto por las autoridades de aquel momento. “Conquistamos la calle con Monseñor Romero”, dijo el padre Trinidad Nieto, quien ofició la misa en compañía de otros sacerdotes, incluso algunos que llegaron desde Canadá e Italia.

Destacó que al principio los acompañaban de muchas organizaciones sociales para mantener vivas las enseñanzas de Monseñor Romero y tratar de estar más cerca de la gente, en especial de los pobres.

Para algunos sacerdotes, desde hace un par de años han tenido mayor acompañamiento del resto de la Iglesia en conmemorar al beato. “Esa imagen de Monseñor Romero la Iglesia no lo hizo, lo tuvieron que hacer otras personas de dar a conocer la imagen de Monseñor Romero. Gracias a Dios hoy lo está haciendo. ¿Y qué imagen es? Un hombre que de verdad vivió el evangelio, un hombre que de verdad se encarnó en la humanidad nuestra, que hizo historia marcando la diferencia”, dijo Abel Castaneda Nieto, de la parroquia San Pedro y San Pablo en Caluco, Sonsonate.

También espera que la canonización se pueda dar lo más pronto posible, pero recuerda las palabras dadas por el papa Francisco a los obispos salvadoreños de que es un proceso que lleva su tiempo. “Va a venir, pero para mí ya es santo, como para muchos de los que hemos estado participando acá”, dijo Castaneda.

Para otros es una inspiración social. “Y el milagro mayor lo haremos todos, junto con Romero, haremos el milagro de hacer un país, un El Salvador como Dios quiere, sin minería, con agua, derechos humanos, con justicia y dignidad”, comentó el sacerdote Rutilio Sánchez.

En la misa también se aprovechó para hacer referencia a la reciente aprobación de los artículos para prohibir la minería metálica en el país por parte de la comisión de medio ambiente y cambio climático de la Asamblea Legislativa. “Empezó a circular un rumor entre los que estábamos detrás del vidrio que decía ‘milagro de Monseñor Romero’”, comentó fray Domingo Solís.

La peregrinación, que iba encabezada por una imagen del beato y varios fieles que la siguieron, se dirigió desde el bulevar Constitución hasta el monumento a Romero en el Salvador del Mundo.

“El aniversario de Monseñor Romero para nosotros tiene un significado muy profundo, tanto espiritual como profético, pues para nosotros él nos dejó un ejemplo de unidad, de paz y un ejemplo sobre todo de luchas. Para que se transforme esta sociedad a la cual él luchó tanto y que por eso dio su vida”, dijo Jorge Alberto Ramírez, del colectivo romerista.

En este lugar se hizo una estación donde se reflexionó sobre la situación de los migrantes salvadoreños. Posteriormente, siguió por la alameda Roosevelt hacia Catedral Metropolitana, donde también se celebró una misa en conmemoración del 37.º aniversario de su muerte, la cual fue oficiada por monseñor Julio Édgar Cabrera, obispo de la Diócesis de Jalapa, Guatemala, quien instó a los feligreses a esperar en Dios que muy pronto Monseñor Romero sea reconocido como santo de la Iglesia católica.

“Para mí que la canonización de Monseñor Romero queremos que sea pronto, porque él fue un profeta para nosotros, un pastor; por lo cual ya lo queremos ver santo”, expresó María García.

Por otro lado, también se iniciaron trámites en los tribunales para que se investigue el asesinato de Romero. “Nosotros esperamos que la legislación salvadoreña establezca la verdad jurídica que le corresponde por Constitución, por derecho interno y derecho internacional en este asesinato”, dijo Fredy Sandoval, de la Concertación Monseñor Romero.

Tags:

  • 'Monseñor Romero
  • martirio
  • beato
  • canonización

Lee también

Comentarios

Newsletter