Lo más visto

Vacuna contra fiebre tifoidea solo está en el sistema privado

Infectólogo explica que la vacuna solo se vende en los consultorios privados, y se aplica a las personas y trabajadores de laboratorios clínicos como prevención.
Enlace copiado
Vacuna contra fiebre tifoidea solo está en el sistema privado

Vacuna contra fiebre tifoidea solo está en el sistema privado

Enlace copiado

El infectólogo salvadoreño Iván Solano dijo que la vacuna contra la fiebre tifoidea se aplica a las personas para prevenir la enfermedad y no a las que ya están enfermas. Aseguró que el costo por cada dosis es de $60 a $80, y que solo se aplica en las clínicas privadas, ya que el programa de vacunación nacional del sistema de salud no incluye la inmunización de nombre comercial en El Salvador: Typhim Vi.

ISSS: vacuna para fiebre tifoidea causa efectos secundarios

“Obviamente la persona que quiera vacunarse contra la fiebre tifoidea lo va a tener que hacer a través del sistema privado de medicina, porque no hay en el sistema público, pero no critico yo al ministerio por no tenerlo. Si la persona desea ponérsela, se la puede poner, pero a través del sistema privado”, manifestó el infectólogo.

Solano también explicó que hay tres tipos de vacunas contra la fiebre tifoidea, entre las que hay una oral que no tiene la eficacia de las dos inyectables. En cuanto a los efectos secundarios el profesional de la salud señaló que no son graves como mencionó la semana pasada el jefe de Vigilancia Sanitaria del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Adán Martínez, quien dijo que las dosis tienden a causar efectos contraproducentes graves.

¡Tome nota! Si presenta síntomas de fiebre tifoidea, siga estas indicaciones

“Los efectos secundarios, cualquier medicamento los da. ¿Y qué tipo de secundarios puede haber? Náuseas, puede dar vómitos, dolor abdominal, pero generalmente son efectos secundarios infrecuentes, menos del 5 % de representación, entonces en ese sentido decir que la vacuna tiene efectos secundarios graves, es demasiado temerario”, expresó Solano.

Además informó que la fiebre tifoidea cada año causa 21 millones de personas enfermas, de las cuales alrededor de 200,000 personas mueren a causa de la infección provocada por la bacteria Salmonella typhi, producto del consumo de alimentos crudos y contaminados con heces y orinas humanas .

Según el infectólogo, las vacunas también se dividen en rutinarias, recomendadas y obligatorias, por lo que la dosis contra la fiebre tifoidea es la segunda de la lista, ya que solo se le puede sugerir al paciente que se la ponga, debido a que no forma parte del programa nacional de vacunación del Ministerio de Salud (MINSAL) ni del Instituto Salvadoreño del Seguro Social.

“Creo que en ningún país del mundo está incluida dentro del programa regular de vacunación, solamente es recomendada para aquellas personas que la quieran recibir, para aquellas personas que van a viajar, por ejemplo, los ciudadanos de países de primer mundo, y que tienen estancias prolongadas en países donde la fiebre tifoidea es muy frecuente”, agregó Solano.

Los profesionales de la salud, piden a los salvadoreños lavar muy bien las frutas y verduras, como rábanos, cebollas, lechugas, repollos y todos los alimentos que se extraen de la tierra y que son regados con agua del río Acelhuate, ya que estas hortalizas tienden a estar contaminadas por ser regadas con agua que no está limpia.

Solano también destacó la labor que hizo el ISSS por ser los primeros en anunciar y alertar a la población sobre el brote de casos de fiebre tifoidea en El Salvador, que ya alcanza a varios municipios del departamento de San Salvador, y que genera mayor preocupación debido a que la bacteria se encuentra dispersa, por lo que no se puede determinar el lugar exacto de dónde proviene la Salmonella typhi.

También manifestó que el MINSAL en la mayoría de los casos esconde la verdadera información de la situación de las enfermedades en el país, y esta vez no fue la excepción, de no haber sido por la advertencia del ISSS, las autoridades de Salud no hubieran sacado a la luz el problema de alza de casos.

“El Ministerio de Salud reaccionó, pero antes no lo había dicho, si el ISSS no lo hubiera dicho lo más probable que el ministerio se haya quedado callado. Lo que pasa que la salud en este país siempre se ha manejado con fines politiqueros, siempre buscan ocultar las cosas porque sino el partido político opositor va a sacar raja política de eso. Entonces ellos tienen miedo a lo que pueden perder en caudal de votos”, expuso el médico en relación con la tardanza del MINSAL en informar sobre el aumento de los casos de fiebre tifoidea en El Salvador.

Hasta la semana número seis del calendario epidemiológico, el MINSAL registra un total de 86 casos confirmados de fiebre tifoidea, la mayoría en el departamento de San Salvador, cuando el año pasado en la misma fecha reportaba 71, al menos 15 casos más para 2018 en el mismo periodo.

El Ministerio de Salud destaca que aproximadamente el 10 % de los pacientes que padecen de fiebre tifoidea eliminan bacilos durante tres meses después del inicio de los síntomas, y del 2 % al 5 % serán portadores crónicos que eliminan salmonela por un periodo mayor de un año.

Lee también

Comentarios