Lo más visto

Vamos a ir a pescar donde han dicho que no quieren ni a uno ni a otro"

No solo eso, Rivera dice que los partidos tradicionales representan un modelo anclado en el pasado de copar las instituciones con militantes.
Enlace copiado
Vamos a ir a pescar donde han dicho que no quieren ni a uno ni a otro

Vamos a ir a pescar donde han dicho que no quieren ni a uno ni a otro"

Enlace copiado

Roberto Rivera Ocampo intentó ser candidato no partidario en las pasadas elecciones, pero no logró completar las firmas necesarias. Hoy es candidato a la vicepresidencia por el partido recién fundado VAMOS. Dice que antes de entrar se aseguró que el partido no fuera el "taxi" de Nayib Bukele, pues no comulga con su actuar. Para él, VAMOS está alejado de la corrupción.

Si se recuerda, estuve buscando una candidatura independiente y en ese momento una de las cosas que yo siempre mencioné fue que no existía un partido político con el que yo me sintiera representado. Al ir conociendo el proyecto político de VAMOS y darme cuenta de que se puede construir algo casi desde cero, aunque ya va con camino recorrido, decidí acercarme y, bueno, aquí estoy. También influye la historia de don Josué (Alvarado, candidato presidencial), un señor que emprende casi de cero en Estados Unidos y que ahora logra éxito.

Conocía a personas que estaban dentro del partido. Nunca me dijeron afiliate. Me decían: esto es el partido y yo recibía la información. Un día sí, me reuní con don Josué porque él tiene un trabajo interesante con una asociación que se llama Trabajemos por la Paz, y yo por mi lado estaba involucrado en organizaciones sociales... pero no pasó nada. Hasta que sin andar buscando el cargo de vicepresidente me contactaron. Me dijeron que habían pensado en mí y fue un poco rápido en el sentido que yo no estaba preparado para dar una respuesta inmediata. Después de analizar y ver que se mantenía firme, a pesar de todas las personas que llegan a tocarle la puerta a un partido. De hecho, esa fue una de las preguntas que le hice a don Josué: ‘¿don Josué, es o va a ser el vehículo para un determinado político que anda buscando un partido?’ Me dijo que no. Entonces yo dije ‘ok, puedo seguir’.

No hubiera aceptado. Y no porque yo quiera protagonismo, yo no andaba buscando partido sino porque creo que Nayib representa una cara de la política con la que yo no compagino. Definitivamente es el ataque permanente de él hacia la gente y de sus seguidores hacia los que no piensan como él. Ataque a las instituciones. Ahí no se construye país, ahí lo que se está buscando es poder, estar cinco años y salir.

Tenés desde la izquierda más extrema hasta la derecha más extrema representados, y en medio hay algunos partidos. Cada uno tiene una historia que quizá en el inicio tiene una buena intención, pero que quizá poco a poco han demostrado que se han llenado de gente corrupta y de gente que tiene manchadas las manos. Algunos todavía piensan que los que van a competir hoy pueden significar un cambio. Yo francamente no lo creo porque ya casi que hipotecaron los siguientes cinco años. Una de las razones es todo el financiamiento que están recibiendo, y en ese sentido cuando yo me acerco a VAMOS, primero, lo que ya le comenté, (preguntó) ¿esto no va a ser el taxi de nadie? No, ok, podemos seguir conversando. Usted sabe de dónde yo vengo, y ahí la bandera de la transparencia no es negociable. Por ejemplo, a partir de la siguiente semana vamos a empezar a presentar un informe de transparencia de los ingresos y gastos del partido, para que la gente sepa qué es VAMOS. Con esas condiciones sobre la mesa. Otra cosa, la vicepresidencia no fue un rol decorativo, lo que quiero es poner al servicio de la población lo poco que sé y de lo acumulado de mi experiencia profesional, habiendo pasado por asesorar algunas instituciones en la cooperación internacional, algunos municipios y yo creo que algo puedo aportar.

En términos sencillos, no (VAMOS no representa la corrupción del resto de partidos). Y no solo es la corrupción, sino que también representan, el resto de partidos, un modelo anclado en el pasado de cómo la administración pública funciona. Porque para ellos de lo que se trata es de ir a copar las instituciones con gente afiliada al partido.

A mí me gustaría que fuera un proceso transparente y público, obviamente tiene que pasar filtros y criterios del partido, pero que son los filtros y criterios que se le aplicarían a cualquiera que quiera entrar a la administración pública.

Yo no creo que esté perdida. Ahorita tenemos una foto, una radiografía en donde acabamos de sacar la cara diciendo ‘aquí estamos y vamos a competir’... Estamos claros por dónde tenemos que caminar, es una pelea inteligente la que tenemos que dar, trabajando en propuestas concretas, yendo al territorio. Ese 60 % de personas que han dicho que no quieren ni a uno ni a otro en la presidencia, pero que probablemente estén ansiosos de una opción. Ahí es donde vamos a ir a pescar.

Está el tema del desarrollo económico y de la seguridad. Nosotros estamos convencidos de que el desarrollo económico no puede estar desvinculado de la inversión social y la inversión social sin desarrollo social es insostenible. Y a la inversión social le incluimos seguridad ciudadana, salud, educación, entre otros. En el tema del desarrollo económico, el Estado no es la fábrica de empleo, el Estado crea el entorno favorable para que se generen esos empleos.

Lee también

Comentarios