Lo más visto

Más de El Salvador

Vecinos: hubo disparos en fiesta del GRP y bloqueo de calle para procesar casquillos

Residentes de la zona del GRP recuerdan que después de la fiesta escucharon disparos. El paso en carro por la zona fue restringido.
Enlace copiado
Disconforme. La jefa fiscal de la Unidad de Delitos de Homicidios está disconforme con las indagaciones policiales. Señala que están ayudando a sus compañeros imputados.

Disconforme. La jefa fiscal de la Unidad de Delitos de Homicidios está disconforme con las indagaciones policiales. Señala que están ayudando a sus compañeros imputados.

Enlace copiado

Tres habitantes de la residencial donde funcionaba la sede del Grupo de Reacción Policial (GRP) coinciden en que escucharon disparos durante la fiesta de fin de año que celebró esa unidad élite de la Policía Nacional Civil (PNC) el 29 de diciembre pasado, una celebración que terminó con una agente lesionada y desaparecida.

“Se escucharon algunos disparos. Eso fue después de que terminó la rifa de canastas”, le dijo a este periódico uno de los habitantes de la residencial, que consta de una calle principal y dos secundarias. Para entrar, se debe pasar por un portón privado donde siempre hay un vigilante privado.

“Lo primero fue la fiesta. Hubo música fuerte desde temprano hasta como a las 11:30 de la noche. Ellos (el GRP) siempre habían hecho esa fiesta de fin de año, porque se lo merecen, pero en la playa. No entiendo por qué decidieron hacerlo este año acá, en la residencial”, dijo otro de los vecinos.

Tras escuchar los disparos, ninguno de los dos testigos salió de su vivienda para cerciorase sobre lo que ocurría, sin embargo, al amanecer descubrieron que la calle principal, y único acceso, estaba bloqueada con cintas amarillas.

“Amanecimos con una cinta amarilla colocada en toda la entrada a la residencia, no nos dejaron salir con los vehículos. Mucha gente tuvo problemas para moverse por el procedimiento que tenían los agentes”, dijo un tercer residente de la zona.

El testigo aseguró que fue a consultar con los agentes que cuidaban que nadie pasara por la calle cuál era la razón del bloqueo. El hombre dice que le contestaron que debían recolectar unos casquillos de bala que estaban en el pavimento.

Uno de los vecinos recordó que le preguntaron al vigilante si había notado algo raro después de la fiesta, pero les dijo que solo vio entrar a policías que trabajaron en recolectar evidencias de la calle.

“Los policías mantuvieron bloqueada la calle hasta como a las 2 de la tarde ese viernes”, coincide otro residente del lugar.

Lee también

Comentarios