Loading...

Vende comida a la orilla de carretera para pagar estudios

Desde hace un mes el joven ofrece desayunos típicos cocinados con leña, así como diferentes bebidas.
Enlace copiado
1Horario.   El puesto de ventas  de David está abierto de lunes a sábado de 6 de la mañana a 6 de la tarde, en el kilómetro 32 de la Panamericana.

1Horario. El puesto de ventas de David está abierto de lunes a sábado de 6 de la mañana a 6 de la tarde, en el kilómetro 32 de la Panamericana.

Enlace copiado

A un costado de la carretera Panamericana, en la jurisdicción de Cojutepeque, Cuscatlán, hay un pequeño comedor que funciona en una champa hecha con varas de bambú, plástico y hojas secas de huerta.

El negocio es atendido por David Antonio López Sánchez, de 27 años, que ofrece a los automovilistas que transitan por el lugar refrescantes aguas de coco, bebidas carbonatadas y desayunos típicos cocinados en leña.

David es originario del cantón San Nicolás de Monte San Juan, Cuscatlán, y desde hace aproximadamente un mes instaló su local de venta improvisado en la carretera para obtener ganancias y poder pagar la carrera universitaria que recién ha comenzado a estudiar.

"Yo comencé a vender no para causar lástima, sino para demostrar que cuando uno quiere y se esfuerza puede lograr sus objetivos. Inicié aquí sin vender absolutamente nada, muchas veces me iba decepcionado y muy triste, pero siempre con la confianza puesta en Dios y así es como poco a poco me voy dando a conocer y ahora puedo decir que hay días que vendo todo lo que hago", expresó David.

El emprendedor ofrece platillos típicos como tamales, plátanos asados, frijoles, etc. , todos cocinados con leña.

Los precios de los alimentos que el emprendedor ofrece varían, ya que asegura que cobra por porción, es decir que depende de lo que el cliente pida, así será el precio de su plato, indicando que las porciones rondan los $0.40 centavos.

David afirmó que su familia es de escasos recursos y que con mucho esfuerzo sus padres apoyaron a sus dos hermanas para que pudieran estudiar, pero con él la historia fue diferente, ya que el estudio no era algo que le gustaba, por lo que cuando terminó su bachillerato comenzó a trabajar como seguridad en una empresa de venta de ropa usada en San Salvador.

No obstante las ganas de superarse y el deseo de ayudar a sus padres lo hicieron reflexionar, al grado que inició su pequeña venta con la finalidad de costearse la carrera de Lenguas Modernas, que recién ha comenzado en la Universidad de El Salvador (UES).

David tiene el inconveniente de no contar con una computadora, ni internet para recibir sus clases por lo que utiliza un pequeño celular que recarga con un paquete de datos para cumplir con las asignaciones que le dejan en la Universidad, por lo que pidió el apoyo de alguna institución o persona altruista para que le donen una computadora.

"Mi objetivo es que con las pocas ganancias pueda costearme la carrera de Lenguas Modernas que hace unos meses he iniciado porque quiero ser un profesional", manifestó David.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines