Vendedores de S. S. en incertidumbre por nueva reubicación

Comerciantes informales aún no tienen claras las condiciones en las que trabajarán con el reordenamiento.
Enlace copiado
Reordenamiento.  La Alcaldía Municipal de San Salvador inició ayer los trabajos de reordenamiento del Centro Histórico, pero los vendedores de la zona cero y peatonal aún no tienen claras las condiciones en las que venderán en sus nuevos puestos.

Reordenamiento. La Alcaldía Municipal de San Salvador inició ayer los trabajos de reordenamiento del Centro Histórico, pero los vendedores de la zona cero y peatonal aún no tienen claras las condiciones en las que venderán en sus nuevos puestos.

Vendedores de S. S. en incertidumbre por nueva reubicación

Vendedores de S. S. en incertidumbre por nueva reubicación

Enlace copiado
El inicio del reordenamiento del Centro Histórico de San Salvador anunciado ayer por el alcalde Nayib Bukele no generó entusiasmo entre vendedores de las zonas cero y peatonales, quienes con incertidumbre continúan sin ver con claridad las condiciones en las cuales comercializarán sus productos en los puestos que serán reubicados en la calle Arce, a la altura del antiguo almacén Europa.

Mientras que Bukele hablaba en las afueras del Palacio Nacional sobre las labores que realizará en ese lugar, a pocas cuadras de ahí decenas de vendedores en las cercanías de la Catedral Metropolitana y la calle Arce (sector oriente) miraban con temor cómo la presencia de agentes del CAM, maquinaria pesada, trabajadores de la municipalidad y la colocación de láminas para impedir el paso por la zona peatonal anunciaban un posible desalojo y traslado hacia los nuevos lugares de venta.

Y es que los vendedores informales se quejan de que la comuna no está cumpliendo con lo conversado en varias reuniones que sostuvieron para explicarles la forma y las condiciones de sus traslados hacia los nuevos puestos de venta.

“Mire, ahí es bien pequeño y no vamos a caber todos. Aquí tenemos puestos de 3 metros cuadrados y con paredes para que no se nos moje la mercadería. Allá, si usted va a ver, son espacios de 1.5 metros cuadrados y no tienen paredes”, dijo Alejandro, un comerciante de camisas réplicas de clubes de fútbol.

“Allá ni vamos a caber, han dicho que solo caben unos 60 puestos y por el tamaño que han dejado para cada uno solo cabe un canasto para vender”, mencionó otro comerciante de ropa casual, quien agregó: “Toda la mercadería no me va a caber allá, la mitad voy a tener que dejarla en la casa”.

Juan Carlos Rivas, representante de la Asociación de Vendedores Estacionarios en Pequeño (AVEP), expresó que no se oponen al reordenamiento, pero admite que quiere que se les den buenos puestos y condiciones para poder trabajar.

“Nos van empujando hacia allá, arriba, y no vamos a caber. Además, necesitamos que nos avisen con tiempo para poder tomar nuestra mercadería y trasladarnos hacia los nuevos puestos”, explicó Rivas.

Lee también

Comentarios

Newsletter