Lo más visto

Más de El Salvador

Vendedores rechazan el centro comercial de Bukele

La Alcaldía de San Salvador hará la inauguración mañana a las 7 de la noche, después de meses de retraso, mientras el Mercado Central está abandonado.
Enlace copiado
Traslado. La comuna movió a los vendedores de los alrededores del Centro Histórico y una de las opciones para su traslado fue el mercado Cuscatlán.

Traslado. La comuna movió a los vendedores de los alrededores del Centro Histórico y una de las opciones para su traslado fue el mercado Cuscatlán.

Rechazo. Vendedores que fueron trasladados a la calle Rubén Darío dicen que no aceptaron los locales que les ofrecieron en el nuevo mercado Cuscatlán. Tampoco están dispuestos a moverse en época de Navidad.

Rechazo. Vendedores que fueron trasladados a la calle Rubén Darío dicen que no aceptaron los locales que les ofrecieron en el nuevo mercado Cuscatlán. Tampoco están dispuestos a moverse en época de Navidad.

Inacabado.  Vendedores dicen que el lugar no es estratégico y que disminuirían ventas. Está ubicado en la 25.ª avenida sur y calle Gerardo Barrios.

Inacabado. Vendedores dicen que el lugar no es estratégico y que disminuirían ventas. Está ubicado en la 25.ª avenida sur y calle Gerardo Barrios.

Vendedores rechazan el centro comercial de Bukele

Vendedores rechazan el centro comercial de Bukele

Enlace copiado
“En ese mercado no venderíamos nada, y estar pagando a la alcaldía más la ‘renta’ que se paga a las pandillas no nos conviene”, expresó un vendedor en rechazo al nuevo mercado tipo centro comercial que abrirá mañana a las 7 de la noche la Alcaldía de San Salvador, y que está ubicado en la intersección de la 25.ª avenida sur y calle Gerardo Barrios.

El comerciante fue trasladado de los alrededores de la Catedral Metropolitana hacia la calle Rubén Darío, cuando el alcalde Nayib Bukele anunció un plan para supuestamente reordenar el Centro Histórico, en abril pasado. Aseguró que la comuna les ofreció trasladarse al mercado Cuscatlán, pero “nadie se quiere ir” porque ven que el lugar no es estratégico y temen disminuir las ventas.

“Aquí nadie se quiere ir para allá, al menos no los vendedores que tenemos puestos ya con clientes. Tal vez se puede ir gente que no tenga nada. Pero los puestos se ofrecieron a los que quitaron para reordenar. Nosotros queremos que construyan espacios o mercados aquí, no allá donde ni buses pasan”, sostuvo el comerciante de la capital.

El alcalde efemelenista aseguró que el mercado tiene aproximadamente 600 locales y que la asignación se realizó mediante un sorteo porque recibieron “cuatro veces más solicitudes”. Sin embargo, vendedores informales contaron que les preguntaron si querían trasladarse de forma voluntaria.

“No quisimos porque pasaríamos de ocho a 10 años para obtener la clientela... Acuérdese de que todos trabajamos con créditos, y si llevamos la mercadería para allá, la vamos a tener de adorno. Vamos a pasar meses sin vender nada, y las deudas se van a incrementar más”, explicó el comerciante.

Otro de los problemas que mencionan es que no pueden trasladarse a una zona contraria de pandillas.

En abril pasado, cuando la comuna movió a los vendedores que estaban instalados en las aceras del Teatro Nacional, la Catedral Metropolitana, Biblioteca Nacional, Palacio Nacional y la iglesia El Rosario, una de las alternativas que se les ofreció fue precisamente el mercado Cuscatlán.

Bukele ahora dice que, además de pequeños microempresarios, también tendrán negocios la mediana y gran empresa. De hecho, en una visita que se hizo al mercado el martes se observó que hay un rótulo de una cadena extranjera de comida rápida.

Una comerciante de productos artesanales que salía del lugar y que habló con LA PRENSA GRÁFICA dijo que venderá en el lugar, aunque hasta ese momento solo sabía que ayer firmaría el contrato, pero la comuna no le había dicho cuánto pagaría de alquiler. Se intentó conocer cuánto pagarán por el alquiler de locales, pero el encargado del mercado, Andrés Espinoza, alegó que no estaba autorizado para dar información y dijo que hasta mañana darían detalles.

Retraso y contraste

Bukele firmó un contrato de arrendamiento con la sociedad Desarrollo Universal, S. A. de C. V., a partir del 15 de enero de 2016, y por el cual mensualmente pagarán $85,000 por el alquiler del edificio. La comuna capitalina ha tenido que invertir en la remodelación del lugar, que por mucho tiempo permaneció abandonado.

De hecho, la alcaldía dirigida por Bukele ha pagado $935,000 en alquilar un edificio que sigue vacío, mientras que el Mercado Central, la principal central de abastos de la capital, está abandonada, insalubre y vive una guerra entre pandillas por el control de las extorsiones de los vendedores. Las calles adyacentes están llenas de puestos informales, que compiten por los clientes con los usuarios del mercado.

Aunque no se sabe cuánto pagarán los comerciantes por cada local en el mercado Cuscatlán, el alcalde dijo que esperan que genere aproximadamente $110,000 cada mes, con lo cual cubrirán la cuota de la compra del mercado y los gastos de mantenimiento. Algunos vendedores del centro dicen que, ahora, por cada puesto pagan entre $3 y $9, lo cual no cubre las estimaciones de la municipalidad.

En enero pasado, el alcalde dijo que el mercado sería inaugurado el 1.º de marzo, pero no fue así. Después, en junio, aseguró que los trabajos tenían un avance del 78 % y que el edificio estaría listo en agosto, lo cual tampoco se cumplió.

La semana pasada, Bukele justificó que se atrasaron porque decidieron construir los puestos para que los vendedores no se llegaran a instalarse con “con láminas, pitas y cartones”.

El martes se observó que todavía estaban construyendo en una parte del edificio, así como en la zona de parqueo. Tampoco habían terminado de pintar ni de colocar rótulos. Uno de los trabajadores que llevaba macetas con palmeras aseguró que los vendedores se trasladarían entre miércoles y jueves.

Lee también

Comentarios