Veraneantes colman playas de La Libertad

Enlace copiado
Diversión.  Los turistas han comenzado a visitar las diferentes playas del país para aprovechar el período de vacaciones. Algunas de las más visitadas son las del departamento de La Libertad, donde la presencia de visitantes es notoria.

Diversión. Los turistas han comenzado a visitar las diferentes playas del país para aprovechar el período de vacaciones. Algunas de las más visitadas son las del departamento de La Libertad, donde la presencia de visitantes es notoria.

Alegría.  La música para alegrar a los veraneantes tampoco ha faltado en las playas durante esta temporada.

Alegría. La música para alegrar a los veraneantes tampoco ha faltado en las playas durante esta temporada.

Esparcimiento.  Las personas que visitan las playas se divierten de diferentes maneras, ya sea dándose un baño o jugando en la arena.

Esparcimiento. Las personas que visitan las playas se divierten de diferentes maneras, ya sea dándose un baño o jugando en la arena.

Prevención.  Personal del Seguro Social repartió en La Libertad hojas volantes con recomendaciones para evitar enfermedades.

Prevención. Personal del Seguro Social repartió en La Libertad hojas volantes con recomendaciones para evitar enfermedades.

Veraneantes colman playas de La Libertad

Veraneantes colman playas de La Libertad

Enlace copiado
La playa es sinónimo de vacaciones para miles de salvadoreños que aprovechan la temporada de Semana Santa para visitarla. Algunas de las playas que más turistas reciben son las del departamento de La Libertad.

Ayer la cantidad de automovilistas que viajaban desde San Salvador hacia La Libertad fue notoria y generó un congestionamiento de más de 15 kilómetros en esa vía. El recorrido que normalmente se hace en 30 minutos se extendió hasta dos horas y puso a prueba la paciencia de todos los conductores. Los vendedores de agua, mangos y jocotes eran los únicos peatones que se atrevían a desafiar el quemante sol y a colarse entre las largas filas de carros para ofrecer a los ansiosos veraneantes sus productos.

El lento descenso provocó que varios vehículos se recalentaran o sufrieran otra clase de desperfectos, algunos de estos automóviles fueron atendidos por una unidad de taller móvil de la Policía Nacional Civil (PNC) destacada en el puerto de La Libertad precisamente para dar asistencia a los automovilistas en problemas.

El congestionamiento hacia las playas fue permanente hasta la tarde.

“Nombre, esto no es nada, faltan los mejores días, el sábado y domingo los carros ni avanzan. La trabazón en la mañana es para abajo y en la tarde y noche en el regreso. Esta calle se topa”, comentó un agente de la Policía destacado en el sector del muelle de La Libertad.

Y si el tráfico era enorme, también lo era la afluencia de veraneantes en las playas, principalmente en El Majahual.

Ahí miles de personas abarrotaron la playa y cuanto lugar les ofreciera una sombra para cubrirse del sol.

“Venimos desde Opico, es que aquí en El Majahual el ambiente es bueno. Se pone bien alegre y no sale tan cara la comida”, expresó Rosa Amelia Bonilla, una veraneante.

Al igual que muchos de los turistas que llegan al Majahual, ella decidió almorzar con un pescado frito acompañado de dos tortillas, platillo que decenas de vendedoras ofrecen a los turistas por $1.00.

“Por eso vengo, porque aquí no es cara la comida, en cambio en el puerto (de La Libertad) solo restaurantes caros hay; allá no encuentra comida de $1”, afirmó.

El ambiente en el El Majahual es variopinto, hay desde vendedores de minutas, cocos y comida apostados frente al mar hasta policías, unidades móviles y edecanes con llamativas vestimentas que lo recorren. Entre la multitud de personas que gozan de la playa destacan los pequeños trajes de baño color amarillo chillante de al menos una docena de guardavidas asignados en el lugar.

Sin incidentes

“Aquí no hemos tenido ahogados hasta ahora. Le damos a la gente las recomendaciones de que no se metan en lo profundo y estamos pendientes de las mareas”, afirmó José Hernández, un guardavidas.

La afluencia de veraneantes también era notoria, aunque menor en el puerto de La Libertad, donde muchos de los visitantes llegaron para comprar pescados secos para los rellenos del Viernes Santo.

“¡Venga, le tenemos baratas la macarela y el bagre para los rellenos, todo fresquito!”, repetían las vendedoras ubicadas en el muelle.

La variedad es grande y los precios varían desde $4.00 los pescados pequeños hasta $10 o $15 los más grandes.

Según los comerciantes, este año las ventas han estado regulares, pero esperan que se incrementen el fin de semana y recuperarse con la venta de otros mariscos, como los camarones y las conchas.

El calor intenso de la playa obligó a muchos turistas a apresurar el paso para buscar resguardarse del sol en la parte cubierta del muelle; aunque otros, ignorando el sol, aprovecharon para pescar, comerse un coctel de mariscos, fotografiarse y hasta para regalar abanicos con la publicidad de un complejo vitamínico.

En La Libertad todo es playa, literalmente, y por eso muchos de los visitantes también aprovechan para bañarse en el mar, bajo el muelle artesanal, aunque hayan muchas piedras y, según los mismos turistas, no sea una de las zonas mejores para hacerlo.

“Aquí es feo porque hay piedras, pero otros lugares están llenos, por eso nos quedamos aquí cerca (del muelle)”, dijo un turista.

Las playas de La Libertad, según los veraneantes, tienen diversos atractivos que incluyen olas grandes para los surfistas, buena comida y ambientes agradables, por eso afirman que las visitan masivamente y soportan largas horas de tráfico a fin de poder disfrutarlas.

Tags:

  • La Libertad
  • playa
  • Majahual
  • veraneantes
  • comerciantes
  • pescado
  • mariscos

Lee también

Comentarios

Newsletter