Lo más visto

Verifican desarrollo de los alimentos biofortificados

Entre estos se encuentra Biofortik, un suplemento nutricional para 300,000 alumnos de 4,700 escuelas.
Enlace copiado
Verifican desarrollo de los alimentos biofortificados

Verifican desarrollo de los alimentos biofortificados

Enlace copiado

Con el objetivo de verificar el desarrollo de productos alimenticios a partir del híbrido de maíz con alta calidad proteica CENTA H-CAS, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA) recibió una delegación de HarvestPlus, presidida por su directora regional para América Latina y el Caribe, Marilia Nuti.

Parte de la visita incluyó el recorrido por el laboratorio de Tecnología de Alimentos, donde el coordinador adjunto de HarvestPlus, José Luiz Viana, degustó la innovación de productos con harinas del CENTA H-CAS, como cremas de maíz con moringa o con chipilín, galletas y crutones.

Luego realizaron la visita a la Planta de Producción de Bebida Biofortificada del Parque Tecnológico en Agroindustria (PTA), ubicada en las instalaciones de la Estación Experimental San Andrés del CENTA, donde observaron todo el proceso para la obtención de la bebida, además de verificar los cuidados de higiene y manufactura.

Marilia Nuti manifestó que en El Salvador es grato conocer la integración entre el CENTA y el PTA en desarrollar nuevas innovaciones con materiales biofortificados, como el maíz CENTA H-CAS. “Me agradó saber que están utilizando maíz de mejor calidad proteica”, lo que significa que “a futuro podemos desarrollar otros alimentos, como una sopa o una crema que contengan maíz y frijol biofortificados”, dijo.

En el país, la delegación fue recibida por el enlace entre CENTA-HarvestPlus, Héctor Deras, fitomejorador de maíz y coordinador del proyecto, quien mostró complacencia por la visita porque se está confirmando que el nuevo híbrido está siendo utilizado no solo en el desarrollo de productos alimenticios que luego se transfieren a las familias productoras (a través del laboratorio de Tecnología de Alimentos), sino también en la producción de la bebida biofortificada denominada Biofortik, destinada para los centros escolares públicos de parvularia a escala nacional.

“Nos interesa que los materiales biofortificados que generemos tengan resultados positivos en el desarrollo de nuevos productos, como la bebida Biofortik, porque con esto también estamos contribuyendo a que más productores conozcan y siembren el CENTA H-CAS, ya que son quienes proveen la materia prima al PTA”, dijo Deras.

Lee también

Comentarios